•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, instó hoy a sus seguidores a continuar las movilizaciones contra el régimen de facto, luego de que cuatro candidatos presidenciales que hablaron con él se negaran a presionar para que sea restituido en el poder. "Exhortamos a la Resistencia a mantener la batalla hasta que juntos, pueblo y presidente, logren las refomas constitucionales y la caída de los usurpadores", pidió Zelaya en un comunicado, leído por su colaborador Eduardo Reina a través de Radio Globo.

Zelaya se reunió anoche en la embajada de Brasil, donde está refugiado desde que volvió al país el lunes, con cuatro candidatos que apoyaron el golpe de Estado del 28 de junio que lo derrocó: Elvin Santos (de su mismo Partido Liberal), Porfirio Lobo (Partido Nacional), Felícito Avila (Democracia Cristiana) y Bernard Martínez (Partido Integración y Unidad).

Los cuatro candidatos sostuvieron también una reunión con el presidente de facto, Roberto Micheletti, en la Casa Presidencial, en medio de expectativas de que avance un diálogo que ponga fin a la crisis política, que se agudizó tras el retorno subrepticio de Zelaya al país. "Aclaramos que hasta el momento no hay manifestaciones de ningún tipo que indiquen el deseo del gobierno golpista en entablar un diálogo que resuelva la crisis desatada por el golpe de Estado", aseveró Zelaya. "Se han establecido enlaces informales para que inicien las pláticas que conlleven al diálogo, pero esto no podrá avanzar hasta que se vea un cambio de actitud en el actual régimen de facto", agregó.

Zelaya afirmó que "los candidatos que se reunieron anoche con el presidente de la República no se manifestaron a favor de la restitución" y subrayó que "el presidente Zelaya confía en el pueblo hondureño, en sus principios demacráticos".

El mandatario pidió a "la comunidad internacional manifestarse con energía y velocidad para ayudar a resolver esta crisis en el marco de la sesión ordinaria de la Asamblea General de la Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad". También afirmó que "las Fuerzas Armadas y la Policía han lanzado un represivo y grosero ataque" a los hondureños que se manifiestan por su restitución, que es apoyada por la comunidad internacional.