•   LAGOS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cada vez más droga dura procedente de América Latina pasa por África Occidental, sobre todo por Nigeria, en una "escala técnica" antes de continuar su camino hacia Europa y Estados Unidos, según expertos en la materia. Frente a este flagelo y la imagen desastrosa de escala de contrabando desde hace años, la región intenta organizarse y la Unión Africana, UA, puso el tema en el orden del día de la segunda cumbre América del Sur-África hoy y mañana en la isla Margarita, al norte de Venezuela. "Somos países de tránsito", explicó un especialista de la lucha anti-droga en Lagos.

Nigeria, Benín, Togo, Ghana y Senegal son los países que más se ven confrontados al tráfico de droga. Todos comparten ciertas características que los convierte en puntos de paso ideal hacia Europa: pocos medios económicos, débiles controles y fronteras porosas. En octubre de 2008, un informe de la ONU estimaba que al menos 50 toneladas de cocaína sudamericana transitaban anualmente por África Occidental. Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (ONUDC), las incautaciones de cocaína se septuplicaron en diez años hasta alcanzar 5,5 toneladas en 2007.

Nigeria, el país más poblado de África con 140 millones de habitantes, se encuentra en primer línea. Sólo en el primer trimestre de 2009, se incautaron en ese país más de 30 toneladas de cannabis, 79 kilos de cocaína y 12 kilos de heroína, con un balance de 1.816 detenciones, según un agente europeo que trabaja en la división "estupefacientes". En 2008, se habían decomisado en Nigeria unas 303 toneladas de cannabis, cuatro veces más que en 2007. Según el mismo agente, la mayoría de los traficantes fueron detenidos en el norte del país, donde la inmensa frontera con Níger es propicia para todo todo tipo de contrabando.

Otra "mulas", que cobran unos 5.000 dólares para ingerir dos kilos de heroína en cápsulas, suben a aviones en los principales aeropuertos del país, Lagos, Kano, Abuja, Port-Harcourt, para inundar el mercado europeo. Un 57 % de las incautaciones de droga se produce en Amsterdam. La compañía holandesa KLM es la favorita de los traficantes nigerianos, muy por delante de Air France (17%), según un experto europeo. Las dos aerolíneas decidieron recientemente aunar esfuerzos para combatir el narcotráfico. "Como Nigeria es el país más poblado, no es sorprendente que una de cada dos mulas sea de ese país", indicó un policía, explicando que "la mitad de las 117 traficantes interceptados en mayo y junio pasados en Dakar eran nigerianos".

Con 3.200 hombres, la Agencia Antidroga nigeriana (NDLEA) debe controlar un inmenso territorio de casi un millón de km2. "Son incorruptibles", afirma de ellos un policía extranjero, en un raro cumplido para este país considerado como uno de los más corruptos del mundo según Transparency International.

Una señal clara de que Nigeria toma con seriedad el tema es que la NDLEA, creada en 1990, vio triplicar su presupuesto el año pasado. De su lado, las policías europeas y norteamericana intenta ayudar al máximo a sus homólogos africanos. En ese sentido, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) equipó con scanners los cuatro principales aeropuertos nigerianos, mientras que policías franceses forman a sus colegas africanos en técnicas de lucha contra el narcotráfico.