•   PORLAMAR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, consideró que el acoso al que ha sido sometida la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra Manuel Zelaya, es una agresión que no cometieron ni las dictaduras de los años setenta en el Cono Sur. "Ni durante la dictadura de Jorge Videla en Argentina ni la de Augusto Pinochet en Chile se pudo ver que hubiera un nivel de agresión como el que hay con la embajada de Brasil", manifestó hoy la presidenta a periodistas en isla Margarita, al norte de Venezuela, donde participa en la II cumbre América del Sur - África.

Fernández sostuvo que también la embajada de su país en Honduras ha sido agredida con cortes de luz "simplemente por estar al lado de un canal que transmitía visiones, opiniones e imágenes que no le convenían a los golpistas".

Respecto a la denuncia del depuesto presidente Manuel Zelaya sobre la difusión de gases tóxicos en la legación diplomática brasileña, Fernández precisó que "sabíamos de esto porque fue precisamente una de las cosas que se planteó en el Consejo de Seguridad" de Naciones Unidas. "Por eso apoyamos la postura del presidente Lula de plantear la agresión que estaba sufriendo no solamente el presidente Zelaya sino el derecho internacional", indicó.

En sus declaraciones, Fernández criticó al presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, por haber respondido en inglés durante una entrevista con la cadena estadounidense de TV CNN. "Imagínense las características de esta gente. Yo estaba en Pittsburgh (Estados Unidos) y vi que la CNN Live entrevistaba al presidente Zelaya que le contestaba al periodista en el idioma de su país, el idioma que representa a su pueblo", refirió. Luego "lo veía al golpista Micheletti contestar en inglés, no porque nadie pueda hablar en inglés en algún momento, pero normalmente los presidentes cuando hablan en nombre de su país deben hablar con su lenguaje", dijo.

Sede diplomática sitiada
El encargado de Negocios de Brasil en Tegucigalpa abandonó hoy su embajada y denunció que su representación está sitiada, una situación "única en el mundo". "Es el único sitio que yo sé en todo el mundo donde hay una embajada sitiada", declaró Francisco Catumda al salir de la embajada. "Si ustedes vieran cuánto papeleo, cuánta cosa, cuánto chequeo, cuánta negociacion para que yo, el encargado de Negocios de Brasil, pudiera salir", agregó escandalizado.

Catumda no había abandonado la sede de la embajada desde que llegó Zelaya el lunes. Hoy fue reemplazado por otro diplomático brasileño, ministro consejero de Brasil ante la OEA, Lineu Pupo de Paula.

Catumda declaró en general las personas que están dentro de la embajada están en buen estado de salud, y confirmó que otro diplomático brasileño había sentido "olor a gas", como denunció la víspera Zelaya.

Lula llama a impedir "retrocesos" en proceso democrático de AL
En el mismo encuentro en Venezuela, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, exhortó a impedir "retrocesos" en el proceso democrático de América Latina, al referirse a la crisis hondureña.

"Luchamos mucho para barrer al basurero de la historia las dictaduras militares de antes, no podemos permitir retrocesos de ese tipo en nuestro continente. Esta es una cuestión importante para nosotros suramericanos en el albor de un siglo moldeado por la democracia y el multilateralismo", precisó Lula. "Igual que África, Suramérica pasa por un momento de transformaciones sin precedentes. Estamos decididos a enfrentar conjuntamente los numerosos retos que deben unirnos y no dividirnos. Este es el sentido de la creación del Consejo Suramericano de Defensa. Este es el sentido de la condena unánime al golpe de Estado en Honduras", añadió Lula.

Los países sudamericanos desearían incluir en la declaración final de esta cumbre una mención a la crisis política de Honduras. Sin embargo, por ahora no hay consenso en el documento ni en el plan de implementación que serán firmados mañana por los jefes de Estado. El mandatario depuesto el pasado 28 de junio, ingresó secretamente a Honduras y desde el lunes pasado se encuentra en la sede diplomática.