•   VENEZUELA  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, exhortó a impedir “retrocesos” en el proceso democrático de América Latina, al referirse concretamente a la crisis política de Honduras, donde el depuesto presidente Manuel Zelaya permanece en la embajada brasileña en Tegucigalpa.

“Luchamos mucho para barrer al basurero de la historia, las dictaduras militares de antes, no podemos permitir retrocesos de ese tipo en nuestro continente. Esta es una cuestión importante para nosotros suramericanos en el albor de un siglo moldeado por la democracia y el multilateralismo”, dijo Lula ayer sábado.

“Igual que Africa, Suramérica pasa por un momento de transformaciones sin precedentes. Estamos decididos a enfrentar conjuntamente los numerosos retos que deben unirnos y no dividirnos. Este es el sentido de la creación del Consejo Suramericano de Defensa. Este es el sentido de la condena unánime al golpe de Estado en Honduras”, añadió Lula.

El presidente brasileño dio estas declaraciones en un discurso en la instalación de la II cumbre América del Sur-Africa, que se celebra este fin de semana en isla Margarita (norte de Venezuela).

Zelaya, depuesto y sacado de su país el pasado 28 de junio, regresó secretamente a Honduras y desde el lunes pasado se encuentra en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

Los países sudamericanos desearían incluir en la declaración final de esta cumbre una mención a la crisis política de Honduras. Sin embargo, por ahora no hay consenso en el documento ni en el plan de implementación que serán firmados el domingo por los jefes de Estado.