•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cinco miembros de la Organización de Estados Americanos, OEA, fueron "detenidos" seis horas a su llegada hoy al aeropuerto de Tegucigalpa y cuatro de ellos fueron expulsados, declaró el único miembro del equipo que permaneció en Honduras, el chileno John Biehl.

"Llegamos acá en una misión enviados por el secretario general de la OEA, en el aeropuerto fuimos detenidos", declaró Biehl, consejero del jefe del organismo, José Miguel Insulza. En el equipo "había dos americanos, un canadiense, un colombiano y yo", explicó. "Uno fue deportado directamente a Estados Unidos y tres irían camino a Costa Rica".

La OEA había anunciado el envío de una misión preparatoria para efectuar una mediación que buscaría poner fin a la crisis política que opone al gobierno de facto de Roberto Micheletti y al presidente depuesto Manuel Zelaya. "Estuvimos seis horas encerrados (...) Como chileno le debo decir que me trajo muy malos recuerdos", precisó Biehl.

Más temprano se conoció que dos diplomáticos españoles tampoco pudieron ingresar al país. Los funcionarios volvían de sus vacaciones en el extranjero y se disponían a reintegrarse a sus respectivos puestos.

La decisión tiene lugar después de que anoche el gobierno de facto de Roberto Micheletti tomara medidas contra diplomáticos de Argentina, España, México y Venezuela, a los que se les prohibe el ingreso al país hasta que no se inicien nuevas negociaciones para restablecer las relaciones diplomáticos con esos países.

"En el caso de aquellos países que unilateralmente decidieron romper sus relaciones diplomaticas con Honduras (...), situación de Argentina, España, México y Venezuela, se hace saber que el gobierno no recibirá a los agentes diplomaticos de tales países salvo que sus respectivos gobiernos procedan a negociar con la cancilleria de la república el restablecimiento de las mismas", se lee en un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno de facto.