elnuevodiario.com.ni
  •   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El estado de sitio decretado en Honduras es incompatible con la normalización en el país y con la celebración de elecciones democráticas, declaró hoy el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

"Las posibilidades de una normalización en Honduras, con miras a un restablecimiento constitucional y por lo tanto a tener elecciones democráticas, es el camino contrario al elegido al día de ayer", aseveró Insulza en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA. "En ningún país es posible conciliar los dos procesos que están en marcha", añadió el secretario general, en referencia a las restricciones de libertades públicas y la normalización política en Honduras, cuyo gobierno de facto no es reconocido internacionalmente.

Insulza informó al Consejo Permanente de los 33 países presentes sobre la expulsión ayer de cuatro diplomáticos de la OEA, enviados al país centroamericano para preparar una nueva misión de cancilleres, que ahora queda en suspenso.

"No queremos una misión de cancilleres para ir simplemente a Honduras a conversar. Ya hicimos eso. Ya conversaron con todos los sectores relevantes de la sociedad hondureña", explicó Insulza. Si la OEA regresa a Honduras, será para contribuir "al inicio de un proceso de negociación" para que el presidente Manuel Zelaya pueda volver al poder, advirtió el secretario general.

Los cuatro diplomáticos de la OEA fueron expulsados hacia Miami tras permanecer durante horas retenidos en el aeropuerto de Tegicugalpa. Un quinto alto funcionario, el chileno John Biehl, fue aceptado y ha iniciado contactos con candidatos presidenciales y figuras políticas, explicó Insulza.

Honduras tiene convocadas elecciones presidenciales el 29 de noviembre. El estado de sitio fue decretado por 45 días.