•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Policía de Honduras impidió hoy una marcha de seguidores del depuesto presidente Manuel Zelaya, en el primer día de vigencia de un estado de excepción impuesto por el gobierno de facto.

Centenares de manifestantes se congregaron durante la mañana frente a la Universidad Pedagógica, en el este de Tegucigalpa, pero un fuerte contingente policial cortó el paso a la multitud para impedir que marchara hacia la zona central de la capital.

Los líderes del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe, que busca la restitución en el poder del depuesto presidente Manuel Zelaya, decidieron hacer un acto en los contornos del centro educativo para no provocar un enfrentamiento con la Policía.

Muchos de los manifestantes se colocaron una cinta en la boca para resaltar que los silenciaron, luego de que el gobierno de facto restringió anoche, por 45 días, las libertades de movilización, reunión, organización y expresión, y facultó a la Policía a detener gente sin orden judicial.

Uno de los dirigentes del Frente, Juan Barahona, afirmó que su movimiento replanteará su estrategia de lucha y que una de las posibilidades es desistir de las marchas masivas, que se efectuaban a diario, y realizar protestas en diversos barrios a la vez. Barahona declaró que la clausura de radio Globo y Canal 36 constituye "un golpe importante al movimiento" y que por ahora no han definido un mecanismo que permita mantener la comunicación constante con los partidarios de Zelaya.

Desde el interior de la embajada brasileña, el sacerdote católico Andrés Tamayo aseveró que la suspensión de garantías "es el acto arbitrario" propio de un "régimen dictactorial", pero que eso no debilitará la lucha por el restablecimiento del orden constitucional. Tamayo afirmó que el gobierno de facto estaría evaluando que los militares incursionen en la embajada brasileña para sacar por la fuerza a Zelaya y sus acompañantes, pero advirtió que "eso sería un suicidio" porque la comunidad internacional reaccionaría con medidas enérgicas.