•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, declaró esta tarde que está dispuesto a "derogar" el decreto dictado ayer que restringió las garantías constitucionales, para no afectar el desarrollo del proceso electoral.

Micheletti afirmó que debido a que la decisión de dictar el decreto fue tomada durante una sesión del consejo de ministros, los convocará a ellos para dar marcha atrás y revocar el estado de excepción. "Son ellos con este servidor los que lo vamos a derogar, si es necesario", el decreto que restringió varios derechos constitucionales por 45 días, expresó Micheletti en conferencia de prensa.

El anuncio lo hizo tras reunirse con el presidente del Congreso, Alfredo Saavedra, y un grupo de diputados que lo visitaron para pedirle que derogara las medidas, a fin de no afectar las elecciones convocadas para el 29 de noviembre.

Aseguró que también consultará a la Corte Suprema, al Tribunal Supremo de Elecciones y a todos sus consejeros, "que nos puedan dar la orientación para darle tranquilidad y paz a nuestro país".

Sobre el cierre de una radioemisora y un canal de televisión opositores al régimen de facto, Micheletti señaló que "la libertad de expresión debe enmarcase dentro de la ley" y que estos medios no estaban cumpliendo con ese precepto.

Respetará inmunidad de embajada brasileña
El gobernante de facto reiteró declaraciones de su canciller, Carlos López, en el sentido de que respetará la inmunidad de la embajada brasileña, donde se encuentra refugiado el depuesto presidente Manuel Zelaya, pese al ultimátum dado por su régimen a Brasilia. Ayer, el canciller de Micheletti afirmó que si Brasil no define la situación de Zelaya, la sede brasileña perderá su estatuto diplomático en el plazo de diez días.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, "no tiene que preocuparse porque la Policía de Honduras jamás violará los dominios" de la embajada brasileña, sostuvo Micheletti. "Solamente es una advertencia porque creemos que es injusto que por primera vez en la historia se dé que un hombre que ha pedido albergue, abrigo o asilo salga a los ventanales o a los balcones a incentivar a la violencia", señaló. "Eso es lo que a nosotros nos tiene sumamente preocupados, pero quiero enviarle a Lula da Silva un fuerte abrazo con el cariño y el respeto que siempre le tenemos a todos los países del mundo", apuntó Micheletti.