•  |
  •  |
  • END

PERÚ / AFP

El ex presidente peruano Alberto Fujimori aceptó ayer lunes los cargos planteados por la Fiscalía por espionaje y soborno de congresistas, y escuchará sentencia mañana miércoles, informó el tribunal que lo juzga.

“Estoy conforme”, respondió el ex mandatario, de 71 años, cuando el tribunal le preguntó si aceptaba ser autor o partícipe de los cargos que se le imputaban, durante el primer día de un juicio en que se reunieron tres procesos: por espionaje, por soborno de congresistas y por la compra ilegal de un medio de comunicación.

Una de las víctimas de espionaje por parte de Fujimori fue el laureado escritor Mario Vargas Llosa, en 1990, cuando era candidato presidencial.

El fiscal José Peláez pidió que el ex presidente sea condenado a ocho años de cárcel por los tres cargos, y al pago de una indemnización equivalente a 1 millón 600 mil dólares al Estado, y un millón de dólares a los agraviados.

“La interceptación telefónica se hizo de manera permanente y sistemática a personas que eran incómodas al régimen fujimorista”, dijo el fiscal.

Peláez enumeró una lista de 61 testigos para este juicio, pero dado que Fujimori aceptó su responsabilidad y se acogió a una conclusión anticipada de ese proceso, no serán escuchados.

Vargas Llosa fue víctima de interceptación telefónica cuando era candidato a la presidencia en 1990, dijo Peláez. El escritor, finalmente, fue derrotado en segunda vuelta en las elecciones de ese año por Fujimori.