•  |
  •  |
  • AFP

El presidente Alan García, anunció este lunes el hallazgo de unos 56.000 millones de metros cúbicos de gas natural en el Lote 57, ubicado en Camisea, Cusco (sudeste de Perú), cuya exploración está a cargo de la hispano argentina Repsol YPF.

El jefe del Estado dijo que este hallazgo permitirá asegurar el consumo interno de este combustible por 30 o 40 años más, sin ningún peligro de desabastecimiento.

"Además, puede utilizarse (el gas natural descubierto) no sólo para los vehículos, hogares y las industrias, sino también para la petroquímica", acotó.

El Lote 57 está ubicado al lado de los lotes 88 y 56 (Pagoreni), ambos a cargo del Consorcio Camisea, liderados por la argentina Pluspetrol; y Repsol YPF, que es el operador principal del Lote 57 con una participación de 41% y tiene como socios minoritarios a Petrobras de Brasil con 35,15% y a Burlington Resources de Estados Unidos con 23,85%.

Repsol informó que el descubrimiento se realizó en el pozo exploratorio Kinteroni X1 del bloque 57, y las primeras pruebas de producción, aún en curso, han registrado caudales de un millón de metros cúbicos de gas diarios, y 198 metros cúbicos por día de hidrocarburos líquidos asociados.

El presidente García señaló que con el hallazgo de gas por parte de Repsol significa que "las reservas peruanas continúan incrementándose y estimulando de esa manera la mayor inversión para desarrollar las inmensas reservas de gas que tiene el país".

La primera consecuencia del anuncio de Repsol YPF sobre el hallazgo de gas en el Lote 57, en el pozo Kinteroni, es que ahora ya no solamente se referirán a Camisea como zona productora de gas, sino de un campo gasífero de mayor extensión en la zona, de donde se pueden obtener más recursos para el país, dijo.

Señaló que el valor de los nuevos recursos de gas natural asciende "a muchos miles de millones de dólares, los cuales tendrán que extraerse y transportarse a través del actual gasoducto o construir uno paralelo, aspectos técnicos que serán definidos por Repsol YPF".