•   ESTOCOLMO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El premio Nobel de Química 2009 fue otorgado hoy a dos estadounidenses, Venkatraman Ramakrishnan y Thomas Steitz, y a una israelí, Ada Yonath, por investigaciones sobre los ribosomas, las fábricas de proteínas del cuerpo, que abren la vía a nuevos antibióticos.

Los tres científicos fueron recompensados por haber realizado un mapa detallado del ribosoma, una máquina molecular en el interior de las células que "lee" el ARN, una especia de calco del ADN, y utiliza el código genético para fabricar proteínas, el elemento básico de todos los seres vivos. Estos modelos en tres dimensiones, publicados en 2000, son utilizados ahora para desarrollar nuevos antibióticos, "ayudando directamente a proteger la vida y disminuir el sufrimiento de la humanidad", observó el comité Nobel.


Los antibióticos actuales curan todo tipo de enfermedades mediante el bloqueo de las funciones de los ribosomas de las bacterias. "Si el ribosoma no está en estado de funcionar, la bacteria no puede sobrevivir. Por este motivo los ribosomas son un objetivo tan importante para los nuevos antibióticos", subrayó el comité Nobel.

La israelí Ada Yonath, de 70 años, es la cuarta mujer que recibe el premio Nobel de Química. La primera fue Marie Curie en 1911. "Estaba en casa de mi hija en Israel y la primera reacción fue de felicidad desbordante", explicó la galardonada a la prensa por teléfono poco después del anuncio. Yonath afirmó que en el inicio de sus investigaciones no preveía que éstas tuviesen una aplicación médica práctica.

El estadounidense Thomas Steitz, de 69 años, profesor en la universidad norteamericana de Yale (noreste), fundó una empresa farmacéutica en 2001 para explotar sus descubrimientos. "Me dirigía al gimnasio, pero afortunadamente la persona que me llamó de Estocolmo me dijo que sería mejor que no fuera, que iba a recibir llamadas telefónicas", explicó por teléfono a la radio sueca.

Venkatraman Ramakrishnan, profesor en la universidad británica de Cambridge, nacido en India en 1952, subrayó por los galardonados con el Nobel son sólo "los capitanes del equipo", cuyos esfuerzos de investigación se han visto reforzados por los de numerosos estudiantes que realizan sus tesis.

En cada categoría, el premio Nobel va acompañado de una recompensa de 10 millones de coronas suecas (1.434.000 dólares) que se reparten entre los galardonados. La temporada de los premios Nobel comenzó el lunes con la atribución del galardón de Medicina a un trío de estadounidenses, Elizabeth Blackburn que es también australiana, Carol Greider y Jack Szostak, por sus trabajos sobre los telomeros y la enzima telomerasa que protege a las células del envejecimiento.

Ayer, el Premio Nobel de Física 2009 fue atribuido al británico-estadounidense Charles Kao por sus investigaciones sobre las fibras ópticas y al canadiense Williard Boyle y el estadounidense George E. Smith por sus trabajos en el campo de los semiconductores.

El jueves se conocerá el ganador del premio Nobel de Literatura, el viernes el de la Paz y la serie culminará el lunes cuando se atribuya el premio en Economía.