elnuevodiario.com.ni
  •   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El 66.4 por ciento de los hondureños está a favor de que se realicen las elecciones el próximo 29 de noviembre, mientras que el 23,8% opina lo contrario, según una encuesta de la empresa COIMER&OP, divulgada hoy.

El 52,7 por ciento está "en contra" del golpe de Estado del 28 de junio que derrocó al presidente Manuel Zelaya. Sólo un 17,4% se mostró a favor del golpe y el 29,9% no respondió en esta encuesta, realizada por la empresa certificada por el Tribunal Supremo Electoral, TSE, entre el 23 y 29 de agosto, con una muestra de 1.470 personas mayores de 18 años y un margen de error del 4%.

A la pregunta si el presidente de facto, Roberto Micheletti, debe dejar el poder el 60,1% respondió que sí, el 22,2 indicó que no y el 17,7 no se pronunció. El 51,6% de los consultados está a favor de que Zelaya vuelva a ocupar la presidencia, el 33% está en contra y el 15,4% no respondió.

Asimismo, el 45,5% de la población apoya las marchas del Frente de Resistencia contra el Golpe y el 41,8% está en contra, y una aplastante mayoría -el 65,6%- está "en contra de la represión", mientras que sólo un 8% está a favor y el 26,4% no se decide. Para el 23,6% de los encuestados, tanto el sector público, como empresarial sumado a capital internacional están detrás del derrocamiento de Zelaya.

Por otra parte, para el 44,7% de la población consultada, Zelaya aparece en lo alto de la lista de las figuras públicas más populares, aunque esta cifra se ve superada por los que tienen una opinión regular (21,1%) y mala (25,5), seguido por su esposa Xiomara Castro. En cambio, Micheletti figura entre las menos populares con 16,2% de opiniones favorables y 66,7% desfavorables.

La crisis política hondureña ha estado en el mirador mundial desde junio, y se han realizado varias conversaciones entre las partes afectadas para tratar de solucionar la crisis, aunque no se han tenido resultados positivos. Hoy, finalizó la última intervención, hasta el momento, que dirigió una misión de cancilleres de la OEA con delegados de Zelaya y Micheletti en Tegucigalpa.