•   CARACAS / AGENCIAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Mientras el gobierno de Venezuela anuncia fuertes medidas para contrarrestar el decrecimiento económico, el presidente Hugo Chávez enfrenta una serie de críticas y advertencias por una reforma de la Ley de la Fuerza Armada, aprobada el martes por la noche en la Asamblea Nacional, donde se otorga carácter legal a las Milicias Bolivarianas y se establece que las misma estarán bajo su mando directo.

El gobierno sostuvo ayer miércoles que impulsar el crecimiento, controlar la inflación y sostener el empleo serán los grandes objetivos de Venezuela en el corto plazo, previendo que 2009 terminará con un crecimiento del PIB cercano a cero o tal vez negativo y una inflación de 27%.

En rueda de prensa, los titulares de Economía, Alí Rodríguez, y de Planificación, Jorge Giordani, y el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, reiteraron que para aliviar la economía habrá nuevas emisiones de bonos, pero descartaron una devaluación del bolívar, cuya tasa de cambio oficial es de 2.15 por dólar.

“Pudiésemos estar este año cercanos al cero” de crecimiento del PIB, aseguró Merentes, antes de admitir: “Probablemente podamos decrecer”.

Inflación indetenible

Sobre la inflación, los ministros reconocieron que es un tema “complejo”, y previeron que los precios aumenten un 27% este año y entre 20 y 22% en 2010.

De enero a septiembre de este año, los precios subieron 18.5% y en los últimos 12 meses, la inflación fue de 27.3%, según cifras oficiales.

Pese a todo, los ministros subrayaron que Venezuela “aguanta” frente a la crisis mundial, y subrayaron su política social “inclusiva” y su objetivo de poner la economía “al servicio del desarrollo humano”.

“Ésta es una crisis estructural del capital (...) Aquí no hubo tanto impacto porque se tomaron medidas. El gobierno de (el presidente Hugo) Chávez no le teme a la transparencia”, aseguró Giordani.

¿Un Ejército personal?

En tanto, la reforma de la Ley de la Fuerza Armada, aprobada el martes por la noche en la Asamblea Nacional de Venezuela, generó fuertes críticas y advertencias de conflictos en sectores opositores.

Según la nueva disposición legal, las milicias estarán integradas por voluntarios civiles, existirán como un cuerpo autónomo al lado de las otras fuerzas tradicionales como el Ejército, la Aviación y la Marina, y ayudarán a los militares en la defensa del país.

La reforma, que entrará en vigencia una vez que sea publicada en la Gaceta Oficial, produjo de inmediato críticas y advertencias sobre fracturas dentro del sector militar.

El reconocimiento legal de las milicias “materializa la fusión cívico-militar que ha planteado el comandante-presidente de la República, Hugo Chávez Frías’’, afirmó el diputado oficialista Juan José Mendoza, Presidente de la Comisión Permanente de Defensa, de acuerdo con un comunicado de la Asamblea Nacional.

Mendoza justificó la reforma argumentando que la Constitución de 1999 establece “un principio de corresponsabilidad que le confiere a civiles y militares la responsabilidad conjunta en la defensa de la integridad y seguridad del territorio venezolano’’.

Según los aspectos más importantes de la reforma, las milicias dependerán directamente del presidente Chávez, e incluirán los llamados “cuerpos de combatientes’’, unidades integradas por voluntarios que laboran en instituciones públicas y privadas, que a su vez serán “registrados, organizados y adiestrados por el comando general de la Milicia’’, indicó el texto aprobado el miércoles por la Asamblea Nacional.