•   IPIALES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los cancilleres de Colombia y Ecuador, Jaime Bermúdez y Fander Falconi, dieron hoy -a instancias de la OEA- un nuevo paso hacia el restablecimiento de su relación diplomática, rota hace 18 meses, y anunciaron la designación en breve de los encargados de negocios. "Vamos a nombrar encargados de negocios en este mes. Designaremos en nuestro caso a la persona que nos va a representar en esta distinción lo que será un paso muy importante a nivel diplomático y significa el restablecimiento de un clima de confianza para la normalización de relaciones", expresó Falconi.

En un encuentro con la prensa, al término de la reunión, el canciller ecuatoriano aseguró que imperó un "clima de mutua confianza". "Esta reunión fue propositiva y es un paso hacia adelante en la intención de los dos presidentes de recuperar las relaciones", destacó.

Por su parte, Bermúdez dijo que en la cita se concretó "el avance de la hoja de ruta definida por los presidentes para avanzar en la concreción de unas relaciones plenamente restablecidas". "Para efecto de tratar los temas sensibles, hemos acordado pedir el acompañamiento de la OEA y del Centro Carter. Entonces, realizaremos una segunda reunión sobre temas sensibles, el próximo 3 de noviembre en una ciudad de Ecuador", anunció el canciller colombiano.

Encuentro afectado por protestas de comerciantes
La reunión, que comenzó a las 08H30 locales (13H30 GMT) en un hotel contiguo al puente Internacional de Rumichaca, que une a ambas naciones, terminó tres horas después. El encuentro, que generó optimismo en la zona fronteriza, no se vio afectado en su desarrollo por las protestas de medio centenar de comerciantes de ambos países que con la quema de un automóvil y el bloqueo al puente, mostraron su descontento por las trabas impuestas por Ecuador al comercio bilateral. "Estamos cansados de los constantes atropellos de los que somos víctimas los comerciantes. Cuando no son nuevas trabas que dictan los gobiernos desde Bogotá o Quito, es el decomiso de las autoridades policiales que no nos permiten trabajar", declaró uno de los manifestantes.

Durante la cita, Bermúdez y Falconi anunciaron el restablecimiento de mecanismos pactados para resolver los problemas comunes como la Comisión Binacional de Fronteras (Combifron), cuya primera reunión será el próximo 3 de noviembre en la ciudad ecuatoriana de Ibarra.

En la rueda de prensa también participó el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza quien destacó la voluntad de diálogo de los presidentes Alvaro Uribe y Rafael Correa. "En este proceso veo un ánimo de trabajo muy grande y eso es estimulante. Nos vamos muy satisfechos y muy contentos por este evento que marca un hito, un camino para ambas naciones", aseveró Insulza.

Quito rompió las relaciones el 3 de marzo de 2008, dos días después del bombardeo del Ejército colombiano a un campamento de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), descubierto en ese país. La ruptura provocó que se hundieran las exportaciones colombianas a Ecuador, que durante los siete primeros meses de 2009 cayeron 34,8%, en particular, debido a cuotas impuestas por Quito a las importaciones.

En la reciente cumbre presidencial de Unasur, el 28 de agosto, en la localidad argentina de Bariloche, el presidente colombiano Uribe dio el primer paso hacia la distensión de las relaciones al pedirle perdón nuevamente a Quito por la incursión militar. Ante ese gesto, Correa mostró una actitud reconciliadora, pero sin dejar de lado sus exigencias para retomar el diálogo bilateral.