•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente estadounidense, Barack Obama, se declaró este viernes "sorprendido" y "profundamente honrado" por el Nobel de la Paz, un premio que no llega por sus logros, según reconoció, pero que puede ser un "llamado a la acción" para todo el mundo.

"Me siento a la vez sorprendido y profundamente honrado por la decisión del Comité del Nobel", dijo Obama en los jardines de la Casa Blanca, ante la prensa.

"Quiero ser claro: no lo veo como un reconocimiento de mis logros, sino más bien como una afirmación del liderazgo estadounidense en representación de las aspiraciones populares en todas las naciones", añadió.

"Para ser honesto, no siento que merezca estar en compañía de tantas figuras que transformaron" el mundo antes, añadió con semblante serio.

"Pero también sé que este premio refleja la clase de mundo que esos hombres y mujeres, y que todos los estadounidenses, quieren construir", explicó acto seguido.

El primer presidente negro de Estados Unidos, de 48 años, en el poder desde hace apenas nueve meses, dijo que aceptaba el premio como "una llamada a la acción para todas las naciones del mundo para enfrentar los desafíos comunes del siglo XXI".

Esos desafíos son las armas nucleares, el cambio climático, los conflictos étnicos o religiosos, la pobreza y el desempleo, dijo.

"Esos desafíos no pueden ser enfrentados por un sólo líder o una sola nación", explicó.

Nueva era de esperanzas

"Por eso mi gobierno ha trabajado para establecer una nueva era de compromiso en la que todas las naciones deben asumir sus responsabilidades para lograr el mundo que queremos", añadió.

Esa esperanza de multilateralismo fue la principal razón esgrimida también por el comité noruego que otorga el Nobel de la Paz, para justificar su decisión, que provocó asombro en la propia Casa Blanca.

"Parte del trabajo que enfrentamos no será completado durante mi presidencia", dijo sin embargo Obama. "Algunos, como la eliminación de las armas nucleares, no será completado en mi vida", reconoció.

"Por eso, este premio debe ser compartido con todos aquellos que luchan por la justicia y la dignidad", explicó.

"No podemos tolerar un mundo en el que las armas nucleares se expanden por todo el mundo", ni tampoco "la creciente amenaza del cambio climático", dijo.

"No podemos permitir que las diferencias entre pueblos definan la manera como se ven unos a otros", añadió.

Finalmente, "no podemos aceptar un mundo en el que se le niegan oportunidades y dignidad a todas aquellas personas que sufren por tener derecho a una educación y a una vida decente", añadió Obama.

Esos desafíos no los asumirá Estados Unidos en solitario, prometió de nuevo Obama, quien señaló, sin embargo, que "siempre fueron las causas" de su país.

"Por eso creo que Estados Unidos continuará liderando", concluyó.

Tercer presidente EU en recibir Premio Nobel

Obama es el tercer presidente estadounidense que recibe el Premio Nobel mientras está en el cargo.

Los dos anteriores fueron Theodore Roosevelt, que lo recibió en 1906 por sus esfuerzos para lograr la paz entre rusos y japoneses, y Woodrow Wilson, en 1919. Éste fue el presidente que llevó a Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial, y que luego logró imponer la Conferencia de Paz de Versalles.

El tercer presidente que ganó el premio, el demócrata Jimmy Carter, en 2002, opinó en un comunicado que se trata de una decisión "audaz" que recompensa "la esperanza que representa su gobierno, no sólo para nuestro país, sino para la gente en el mundo".

Obama recibió la noticia del premio hacia las 06H00 de la mañana, mediante una llamada de su portavoz, Robert Gibbs, que esperó una hora antes de comunicárselo.

Donará premio

"Diría que estaba muy sorprendido", describió Gibbs a la prensa.

Obama, que acudirá a Oslo para recibir el premio, donará el millón 400 mil dólares a obras de caridad, explicaron fuentes de la Casa Blanca.