•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, elogió ayer a los republicanos que se mostraron a favor de su reforma del sistema de salud, diciendo que era tiempo de que el Congreso “superara” las posturas políticas y se aprobara su propuesta.

“Éste es el espíritu de interés nacional que tenemos que priorizar ahora mismo”, dijo Obama en su alocución semanal radial. “Es tiempo de superar las divisiones políticas del momento”, continuó. “Es tiempo de actuar juntos como estadounidenses”.

El presidente mencionó que durante la semana que pasó, el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, expresaron el apoyo a su reforma.

También manifestaron su apoyo los republicanos Bob Dole y Bill Frist, así como Tommy Thompson, un ex secretario de salud del gobierno de George W. Bush.

“Estos distinguidos líderes entienden que la reforma del sistema de salud no es un asunto de demócratas o republicanos, sino un asunto estadounidense que pide una solución”, declaró Obama.

El presidente quiere que el Congreso apruebe su proyecto de reforma del sistema de salud para fin de año para poder cumplir una de sus promesas clave de campaña: brindarle cobertura médica a los 47 millones de estadounidenses (un 15% de la población total) que actualmente no tienen seguro de salud.