elnuevodiario.com.ni
  •   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex presidente cubano Fidel Castro se mostró satisfecho conque se entregara al mandatario estadounidense, Barack Obama, el Premio Nobel de la Paz.

“No siempre comparto las posiciones de esa institución, pero me veo obligado a reconocer que en estos instantes fue, a mi juicio, una medida positiva’’, expresó el líder cubano en una de sus habituales Reflexiones, sus columnas de opinión que publican medios de prensa locales.

“Muchos opinarán que no se ha ganado todavía el derecho a recibir tal distinción. Deseamos ver en la decisión, más que un premio al Presidente de Estados Unidos, una crítica a la política genocida que han seguido no pocos presidentes de ese país’’, agregó.

Castro lo interpretó como “una exhortación a la paz y la búsqueda de soluciones que conduzcan a la supervivencia de la especie”. Incluso, según el ex gobernante isleño, de alguna manera esto compensa “el revés que sufrió Obama en Copenhague al ser designada Río de Janeiro y no Chicago como la sede de las Olimpíadas de 2016, lo cual provocó airados ataques de sus adversarios de extrema derecha”.

Castro, de 83 años, se alejó del poder en 2006 luego de que una enfermedad intestinal y sucesivas operaciones lo pusieran al borde de la muerte.

Aunque alejado de la función ejecutiva, que ahora tiene su hermano Raúl Castro, el ex mandatario mantiene una fuerte influencia al interior de Cuba y en algunos sectores de América Latina.

Los comentarios sobre el Nobel los incluyó Fidel al final de un artículo titulado Las campanas están doblando por el dólar, en el que analiza el fin del predominio de la divisa estadounidense.