•   ESTOCOLMO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La estadounidense Elinor Ostrom, una de las ganadoras del Premio Noble de Economía, es la primera mujer laureada con este galadón. Ostrom, de la Universidad de Indiana, al centro de Estados Unidos, "demostró que las copropiedades pueden ser administradas en forma eficaz por asociaciones de usuarios", desafiando la creencia convencional de que la propiedad común tiene una pobre administración y debe ser regulada por las autoridades o privatizada.

"He estado estudiando cómo las personas comunes al igual que los funcionarios han tratado de solucionar problemas muy difíciles" como la deforestación y la pérdida de recursos pesqueros, manifestó Elinor Ostrom en una conferencia de prensa en Washington. "Cuando los individuos tienen esta forma de trabajar juntos pueden construir confianza y respeto y pueden ser capaces de solucionar problemas", agregó.

El comité del Nobel indicó que el trabajo de Ostrom desafía la creencia popular de que una propiedad común mal manejada debe ser o bien regulada por las autoridades o privatizada. Sobre ser la primera mujer en ganar el Nobel de Economía, Ostrom comentó que "es un honor ser la primera mujer, pero no seré la última".

Ostrom, nacida en 1933, cuyo nombre había circulado en los últimos años como posible ganadora del premio, manifestó a la televisión sueca su "gran sorpresa y agradecimiento" y se dijo "conmocionada" por el hecho de ser la primera mujer en obtener tal distinción.

Con su premio asciende a cinco el número de mujeres recompensadas este año, un récord ya batido una primera vez el jueves con el premio en literatura a la alemana Herta Muller. "Si queremos detener la degradación de nuestro medio ambiente natural y evitar una repetición del colapso de muchas reservas de recursos naturales como ha ocurrido en el pasado, debemos aprender de los éxitos y los fracasos de los regímenes de propiedad común", señaló el jurado al referirse a sus análisis.

Oliver Williamson y sus "estructuras de gobernanzas alternas"
En cuanto a Oliver Williamson, el segundo ganador de este nobel, "probó que los mercados y las organizaciones jerárquicas, a semejanza de las empresas, tienen estructuras de gobernanza alternativas que difieren en su forma de resolver los conflictos de interés".

La investigación de Williamson, de la Universidad de Berkeley, al oeste de Estados Unidos, explica la razón por la cual se ha impuesto el modelo económico dominante: porque facilita la gestión de los conflictos y reduce los costos gracias a la jerarquía mejor que los mercados donde a menudo prevalecen las negociaciones y los desacuerdos. El inconveniente, subrayado por la teoría de la organización de Williamson, es un posible abuso de autoridad. "De acuerdo con la teoría de Williamson, las grandes corporaciones privadas existen en primer lugar porque son eficientes. Cuando los corporaciones no logran ganancias eficientes, su existencia puede ser cuestionada", señaló el jurado.

La cuestión de la organización interna de las empresas y del buen funcionamiento de los mercados pasó a primer plano con la crisis económica y reactivó el debate sobre la responsabilidad, las remuneraciones y la eficacia.

De acuerdo al jurado, las investigaciones de Ostrom y Williamson demuestran que "el análisis económico puede arrojar luz sobre la mayoría de las formas de organización social", explicó el jurado del Nobel. Esos trabajos pueden verse como algo de especial actualidad a raíz de la crisis financiera mundial y los esfuerzos para combatir el cambio climático.

Los ganadores recibirán una recompensa de 10 millones de coronas suecas (1.440.000 dólares, 970.000 euros). Los estadounidenses tienen claro predominio entre los ganadores del Nobel de Economía, con 45 laureados de un total de 64. La temporada 2009 ha sido muy norteamericana, con 11 de 13 laureados procedentes de ese país, incluyendo el Premio Nobel de la Paz al presidente Barack Obama.