elnuevodiario.com.ni
  •   BOGOTA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos 25 mil indígenas marcharon hoy, al conmemorarse un nuevo aniversario del descubrimiento de América, por varias regiones de Colombia para protestar por el deterioro del medio ambiente y contra las políticas del presidente colombiano Alvaro Uribe.

"La vida está en riesgo y los seres humanos debemos protegerla. Marchamos contra el deterioro del planeta, para que cuidemos la vida entre todos. También marchamos contra el descuido en que nos tiene el presidente Alvaro Uribe", precisó Feliciano Valencia, de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC. "Hay que hacer un llamado muy fuerte a la humanidad porque la vida está en riesgo y al estar en riesgo la vida lo están los seres humanos, la tierra, el territorio, los animales, la naturaleza", añadió el líder indígena en diálogo con periodistas.

La 'minga' o encuentro indígena comenzó ayer en el municipio de Santarder de Quilichao, departamento del Valle del Cauca, con unos 10.000 participantes. Otras marchas habían iniciado desde otros puntos del Valle del Cauca. Los dirigentes indígenas tienen previsto que las distintas marchas se encuentren el 16 de octubre próximo en Cali, tercera ciudad colombiana, donde según sus cálculos participarían unos 40.000 manifestantes.

Los indígenas acusan al gobierno de Uribe de no cumplir promesas hechas a sus comunidades relacionadas con programas sociales y partidas presupuestales.

Según cifras de la ONIC, unos 80 indígenas han sido asesinados tan sólo en lo corrido del 2009. Los aborígenes están en permanente acoso de los actores del conflicto colombiano y de mafias narcotraficantes que buscan su aceptación para actuar en esas apartadas regiones de la nación andina. Una estadística del Observatorio de Derechos Humanos de la Vicepresidencia indica que entre enero y septiembre último fueron asesinados 82 indígenas, lo que representa un aumento del 97% frente a igual período de 2008, cuando murieron violentamente 30.

La crítica situación de los indígenas colombianos fue denunciada hace un mes por el relator de las Naciones Unidas (ONU) para esos pueblos, James Anaya, quien señaló a la guerrilla de las FARC como principal responsable de los homicidios de aborígenes.