•   PEKIN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

China y Rusia aprovecharon hoy la visita del primer ministro Vladimir Putin a Pekín para firmar decenas de contratos millonarios de cooperación. "Un nivel sin precedentes de mutua comprensión nos permite resolver con éxito cualquier problema", afirmó Putin al final de una reunión con su homólogo Wen Jiabao.

Una primera serie de acuerdos totalizó 3.500 millones de dólares, anunció el viceprimer ministro ruso Alexandre Zhukov. Más tarde, se firmaron once "documentos de cooperación", indicó Wen. Rusia y China acordaron, entre otras cosas, prevenirse mutuamente en caso de lanzamiento de misiles balísticos desde sus territorios. "Esto es muy importante para aumentar la confianza mutua y reforzar la cooperación estratégica", subrayó Putin, quien tiene previsto participar mañana en la cumbre de jefes de gobierno de la Organización de Cooperación de Shanghai (China, Rusia, Kazajastán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán).

En el sector energético, se firmó un acuerdo marco para el suministro anual de 70.000 millones de metros cúbicos de gas natural ruso a China, según el presidente del grupo gasífero ruso Gazprom, Alexei Miller. El vicepresidente ruso Igor Sechin afirmó que el contrato se firmará formalmente en junio de 2010 y que el suministro comenzará en 2014-2015. El gas podría llegar a China por dos trayectos diferentes: desde el este de Siberia, a través de la isla de Sajalin, o bien desde el oeste siberiano, había precisado Miller.

Rusia, que se ve confrontada a una clara baja del consumo en Europa, busca volcarse cada vez más hacia los mercados de Asia y el Pacífico, donde la demanda es creciente. Por su parte, China recorre los continentes para diversificar sus fuentes de abastecimiento y mira con interés desde hace años los recursos energéticos de su vecino.

En total, Rusia y China firmaron al menos cuarenta acuerdos, entre ellos uno por 500 millones de dólares entre el banco ruso de desarrollo Vnesheconombank y el Export-Import Bank of China. El VTB bank ruso y el Agricultural Bank of China firmaron un segundo acuerdo financiero, también por un monto de 500 millones de dólares, según Alexandre Zhukov.

En ambos casos serán los bancos chinos los que otorguen créditos a sus homólogos rusos. "Quizás es la primera vez que se cierran acuerdos comerciales de esta importancia entre empresas chinas y rusas", destacó Zhukov.

En fuerte progresión desde el inicio de esta década, el comercio bilateral alcanzó 56.830 millones de dólares en 2008, según estadísticas del ministerio chino de Comercio. Estas cifras casi duplican el nivel de 2005 (29.100 millones de dólares) y, sobre todo, se acercan al objetivo que se habían fijado China y Rusia hace tres años.

En 2006, durante una visita a Pekín del por entonces primer ministro ruso Mijail Fradkov, su viceprimer ministro Zhukov había indicado que ambos países querían llegar a intercambios comerciales de "60.000 a 80.000 millones de dólares hacia 2010" y garantizar "12.000 millones de dólares de inversiones chinas en la Federación Rusa hacia 2020".