• LA PAZ / AFP |
  • |
  • |
  • END

Grupos preparatorios de nueve países de América Latina y el Caribe afinan la agenda de la Cumbre de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que se inicia este viernes en la ciudad boliviana de Cochabamba, donde los presidentes hablarán de pobreza, comercio y política internacional.

La cita se desarrollará bajo el lema el “Amanecer de los Pueblos”, informó en conferencia de prensa el ministro boliviano de Culturas, Pablo Groux, quien explicó que se están haciendo retoques a la agenda, así como a las temáticas que debatirán los gobernantes.

Hasta la fecha está confirmada la asistencia de los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Raúl Castro (Cuba), Hugo Chávez (Venezuela), además del anfitrión Evo Morales (Bolivia).

Aún estaba pendiente la confirmación del paraguayo Fernando Lugo, en calidad de invitado. También podrían acudir delegaciones de Rusia y Guatemala.

El ALBA está conformado Bolivia, Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Honduras, Dominica, San Vicente y Granadina y Antigua y Barbuda.

En la agenda, sobresalen el lanzamiento de una moneda propia, el Sucre (Sistema Único de Compensación Regional), a través del cual se busca apoyar el intercambio comercial entre los mismos países.


Analizarán creación
de arbitraje
Bolivia pretende consolidar, según La Paz, un mecanismo regional de arbitraje que reemplace el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial.

El objetivo de ese nuevo mecanismo, cuya constitución podría ser aprobada en la Cumbre, es “resolver conflictos de los inversionistas de los Estados miembro”, según la ministra boliviana de Defensa Legal del Estado, Cecilia Rocabado.

“Creemos que este mecanismo, en lugar de ahuyentar las inversiones como se quiere hacer creer, dará mayor seguridad a los inversionistas, de que sus inversiones van a ser respetadas y protegidas”, acotó Rocabado.

La cita de gobernantes comenzará el viernes en un céntrico hotel de la ciudad de Cochabamba (a 400 km al este de la capital) y acabará el sábado con un acto público en el principal estadio de la población.

El evento se realizará 50 días antes de las elecciones generales en Bolivia, en las que el presidente Morales buscará su ratificación para un nuevo mandato hasta el 2015.

En los últimos días, el propio mandatario boliviano afianzó su campaña electoral, lanzando loas al ALBA, como un mecanismo alternativo a los tratados de libre comercio que apadrina Estados Unidos.

El ALBA se trata de “un sindicato de presidentes revolucionarios que luchan contra el imperialismo y su liberación”, arengó recientemente el presidente de Bolivia.