•   FORT COLLINS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El niño de seis años que paralizó hoy Estados Unidos por más de cinco horas tras salir supuestamente volando en un globo experimental con apariencia de platillo volador en Colorado, estaba escondido en una caja en el garaje de su casa, informó la policía.

El comisario del condado de Larimer, Jim Alderden, declaró a la prensa que el pequeño Falcon Heene estaba escondido en una caja en el garaje de la casa de la familia en Fort Collins, afueras de Denver, Colorado. El pequeño Falcon Heene "está vivo y en la casa ahora", señaló riendo a la prensa el comisario. "El chico estuvo todo el tiempo allí. Estuvo escondido en una caja de cartón en el desván que está sobre el garaje", explicó. "No quiero hacer conjeturas, pero no es la primera vez que nos vemos envueltos en la búsqueda de algún niño. Una vez que un niño se da cuenta que la gente lo está buscando, se enconde porque le da miedo que lo vayan a meter en problemas", agregó el comisario.

Alderden precisó que la policía interrogó al hermano varias veces sobre lo que había visto poco antes de que el globo despegara sin rumbo. "Lo que dijo fue que vio a su hermano subirse al aparato y fue muy firme, lo interrogaron varias veces y esta fue su historia consistente", manifestó Alderden. "No puedo decirles cuántas veces ha pasado esto en el transcurso de mi carrera. Creo que lo que fue confuso es que tuvimos un testigo que manifestó que se había subido a este aparato, lo cual, claramente, no pasó en este caso".

El pequeño Falcon Heene, hijo de un aventurero y fabricante del globo aeroestático, conmocionó a los medios estadounidenses que transmitieron en directo el vuelo sin rumbo del globo y luego la noticia de la desaparición del niño. En medio de informaciones contradictorias, se especulaba con que el niño podría haberse caído durante el vuelo, o que tal vez nunca hubiese subido al globo.

Conversación seria entre padre e hijo
El niño "dijo que se estaba escondiendo porque yo le grité", precisó a la prensa su padre, con Falcon entre los brazos, y lo miró para decirle: "Realmente siento haberte gritado". Al ser consultado si iban a castigar a Falcon, Heene respondió: "No castigamos a nuestros hijos. Pero vamos a hablar con él. Tengo que sentarme y tener una conversación con mi familia sobre esto", apuntó el padre.

El globo futurista se elevó miles de metros en el aire y alcanzó una velocidad de unos 40 km/h, para luego caer a 80 km de distancia de la casa de Fort Collins de donde despegó, a las afueras de Denver. En el momento en que despegó el globo el padre estaba adentro de la casa y fue otro de sus hijos pequeños quien le avisó que su hermano se había subido a la canasta del aparato platinado y se elevó. "Escuché cierta conmoción en el patio y luego hablé rápidamente con los dos hijos mayores quienes estaban en el techo y me dijeron que su hermano estaba arriba en el aire", contó a la cadena CNN Bob Licko. "Parecían animados. Ellos simplemente me dijeron que él (niño) estaba en el aire pero puedo decir que con la conmoción de sus padres en el patio algo malo pasó", agregó.

Padre, "detective de la ciencia"
El aparato no estaba pensado para alturas muy considerables, pero hoy se elevó varios miles de metros y se estima que empezó a perder helio a rápida velocidad al noroeste del aeropuerto internacional de Denver. Antes del aterrizaje del globo, Mike Fergus, portavoz de la Federación Americana de Aviación, FAA, explicó que tuvieron que monitorear "el espacio aéreo para mantenerlo despejado de otros aparatos".

De acuerdo al diario Denver Post, Richard Heene es definido como "un detective de la ciencia", inventor de aparatos para desafiar climas adversos o desastres naturales puntuales como tornados, con el apoyo de su esposa Mayumi y sus tres hijos Brad, de 10, Ryo, de 8 y Falcon de 6, con quienes llegó a participar en el reality show "Wife swap".