elnuevodiario.com.ni
  •   VIENA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) sometió hoy un borrador de acuerdo a los negociadores iraníes, estadounidenses, rusos y franceses sobre el enriquecimiento en el extranjero de parte del uranio iraní para uso civil. Un acuerdo entre Irán y las potencias nucleares es crucial para mitigar la tensión sobre el polémico programa nuclear que según Teherán tiene una finalidad puramente civil. Los occidentales sospechan que el régimen islámico intenta dotarse de la bomba atómica.

El director general de la AIEA, Mohamed ElBaradei, anunció tras dos días y medio de negociaciones el envío del texto a las autoridades de los países que negocian en Viena, precisando que "el plazo para que las partes se pronuncien y, como espero, den su aprobación, expira el viernes".

Este "proyecto de acuerdo refleja en mi opinión un enfoque equilibrado", anunció sin dar detalles. Según fuentes diplomáticas, el acuerdo pide a Irán, como estaba previsto, que exporte la mayor parte del uranio enriquecido en sus instalaciones. Según el responsable francés a cargo del expediente nuclear iraní, Jacques Audibert, se trata "hasta finales de 2009" "de unos 1.200" de los 1.500 kilos enriquecidos débilmente por Irán pese a la oposición del Consejo de Seguridad de la ONU. Se trata de determinar "las modalidades y el medio de garantizar que Irán tendrá el combustible necesario para su reactor de investigación", recalcó ElBaradei sin especificar si Irán daba su visto bueno.

El embajador iraní, Ali Ashgar Soltanieh, afirmó a los periodistas que "todos los detalles serán revelados el viernes" y añadió que Irán estaría en condiciones "de obtener el combustible" para su reactor nuclear de investigación. ElBaradei precisó que se trataba de una "misión con un objetivo puramente humanitario" ya que el reactor de investigación iraní produce isótopos para el tratamiento de cánceres.

Dirigiéndose a Teherán, sugirió que una medida clave para restablecer la confianza sería no "transformar uranio enriquecido" en combustible en Irán, algo que Teherán siempre ha rechazado. "Dominamos la tecnología del enriquecimiento", insistió Soltanieh, añadiendo que los iraníes "podrían producir ellos mismos el combustible para este reactor nuclear". "Pero -destacó- hemos decidido que recibiríamos el combustible de productores potenciales dispuestos a fabricarlo y bajo los auspicios de la AIEA".

"Francia anunció estar dispuesta" a formar parte del contrato; "pero, por supuesto, como han podido constatar, los rusos son responsables del contrato en su conjunto", sostuvo Soltanieh, un día después de que Teherán comunicara su deseo de excluir a París del acuerdo. Estas declaraciones dejan entrever que se ha decidido en Viena que Rusia cargue con la responsabilidad del enriquecimiento de uranio a 19,75%, como pide Irán, y subcontrate a Francia su reprocesamiento para ser usado como combustible en el reactor de investigación. De esta forma no habría negociaciones directas entre Francia e Irán.

ElBaradei, que dejará el cargo a finales de noviembre, pidió a todas las partes que tomen conciencia de que "este acuerdo podría preparar el camino para una completa normalización de las relaciones entre Irán y la comunidad internacional". Por otro lado, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, estimó que "aumentar las capacidades de la AIEA (...) es esencial para reforzar el régimen de no proliferación nuclear".