•   Argentina  |
  •  |
  •  |
  • LA NACION

Pese a la abultada victoria de ayer -por más de 20 puntos- del líder de Pro, Mauricio Macri, el Gobierno ratificó esta mañana que su candidato, Daniel Filmus, irá al ballottage.

El jefe de gabinete, Alberto Fernández, descartó hoy totalmente la posibilidad de que el candidato kirchnerista a jefe de gobierno porteño desista de participar en la segunda vuelta electoral.

"No hay que evaluar esa posibilidad. No gana las elecciones [Macri], salió primero en la primera vuelta. Por más nervioso que se ponga alguno por tener que competir con el gobierno nacional y contra un candidato brillante como Filmus", dijo Fernández.

El jefe de Gabinete destacó que eso es lo que indica la Constitución porteña y pidió, en diálogo por radio América, que se dejen de proponer "seguir violando la Constitución".

El otro Fernández. En tanto, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, aseguró hoy que los comicios celebrados ayer en la ciudad y el ballottage son "dos elecciones distintas" y que, por ende, los votos cosechados por Macri no están "pegados con plasticola", sino que cada uno votará "a quien se le antoje".

"En la segunda vuelta cada uno va a votar a quién se le antoje. Dentro de tres semanas no sé si va a pensar lo mismo, por ende, ese cuarenta y pico por ciento que se rescata como definido y pegado con plasticola no existe más. Hay un montón de gente que piensa y que, ahora, cuando vuelva a votar a lo mejor ratifica su voto o a lo mejor no", afirmó el funcionario.

De esta manera, en declaraciones realizadas a Radio Continental, Fernández relativizó la posibilidad de que el candidato a jefe de Gobierno de Pro logre retener en el ballottage del 24 de junio el caudal de votos que cosechó en las elecciones de ayer, del 45.6 por ciento.

De hecho, entendió que "sin duda" incluso puede haber votantes del líder de Pro que en la segunda vuelta electoral se inclinen por el candidato del Frente para la Victoria como así también reconoció que "es posible que alguien que votó a Filmus vote a Macri".

"Estoy convencido de que la gente, en esto de mezclar y dar de vuelta, tiene todo el derecho de volver a pensar y, si uno le demuestra que su propuesta es lo suficientemente contundente, puede votarlo", afirmó el titular de la cartera política, quien dijo estar "muy contento" con las elecciones de ayer en la ciudad.

En este sentido, el ministro del Interior pidió que se deje a los porteños que voten y sostuvo que "sería subestimar" al electorado de la ciudad pensar que los votos "se traspolan porque un señor levanta la mano y dice que los suyos votan para allá".

"Es mentira eso; sería creer que son todos unos tontos que tienen una pertenencia casi mesiánica respecto de un partido político y en la Argentina eso no existe más", aseveró el ministro del Interior.

Por otro lado, consideró que los comicios de ayer y el ballottage "son dos elecciones distintas" porque -argumentó- "en la primera se trata de ver, de todos los candidatos, quiénes son los dos que van a competir en la segunda elección y, en la segunda elección, se compite proyecto contra proyecto".

De hecho, opinó que "la gente que votó a [el jefe de Gobierno, Jorge] Telerman va a considerar su voto últil y va a votar a alguien a quien le crea que tiene que representarlo" e insistió con que "suponer que el electorado de la ciudad es cautivo de un partido es estar mirando a otro canal".