• KABUL |
  • |
  • |
  • AFP

El candidato opositor Abdulá Abdulá renunció a participar en la segunda vuelta de la elección presidencial prevista para el 7 de noviembre, dejando la vía libre para la reelección del presidente saliente Hamid Karzai, en medio de una situación política incierta. Pero Karzai, candidato a su sucesión, respondió que "espera" la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, horas después del retiro de su rival.

"Para protestar por el mal comportamiento del gobierno y de la Comisión Electoral Independiente (CEI), no participaré en las elecciones" del 7 de noviembre, declaró Abdulá durante un mitin con sus partidarios en Kabul. "La decisión es definitiva. No participaré en la elección del 7 de noviembre", insistió.

Después de los fraudes masivos de la primera vuelta, Abdulá pidió el lunes la destitución del jefe de la CEI, encargada de la organización y el recuento de los votos de estos comicios, considerado como favorable a Karzai, y la suspensión de tres ministros que habían hecho campaña a favor del mandatario. Abdulá pedía también la supresión de las mesas electorales fantasmas que a pesar de no haber funcionado en la primera vuelta enviaron urnas llenas de votos ficticios a favor del presidente.

Abdulá no quiere manifestaciones ni violencia
"No he llamado a un boicot", precisó Abdulá, que dejó a sus seguidores la libertad de participación y de voto. "No salgan a la calle. No hagan manifestaciones", afirmó Abdulá ante el temor de que sus partidarios reaccionen violentamente. Karzai añadió a la radio que "actuaré respetando las reglas de la Constitución de Afganistán pero más adelante nos veremos obligados a seguir las órdenes de la CEI, cualesquiera que sean", añadió.

La CEI, considerada favorable a Karzai, está a cargo de la organización de los comicios, del escrutinio y de la proclamación de los resultados electorales.

Por su parte, los talibanes amenazaron el domingo, por intermedio de un portavoz, de utilizar la violencia si Afganistán decide realizar una segunda vuelta, a pesar del anuncio de la retirada de Abdulá. "No permitiremos que la segunda vuelta se realice pacíficamente", declaró el portavoz habitual de los talibanes, Yusuf Ahmadi, que habló por teléfono desde un lugar desconocido. "Vamos a aumentar los ataques contra el proceso electoral y lograremos que esta elección sea un fracaso", agregó. El retiro de Abdulá de la competición electoral, anunciado ayer por el candidato, "no tiene ninguna significación para nosotros", recalcó.

La Comisión Electoral Independiente (CEI) afirmó por su lado que "habrá una segunda vuelta" en la elección presidencial, después del anuncio de Abdulá. "Debemos respetar la ley, la ley es clara. (...) Habrá una segunda vuelta. La ley estipula que si ningún candidato obtiene el 50 % los votos más uno (en la primera vuelta) debe haber una segunda vuelta entre los dos primeros candidatos", declaró Daud Ali Najafi, uno de los miembros de la CEI, encargada de organizar la elección y proclamar su resultado.

El presidente saliente, Hamid Karzai, y Abdulá Abdulá llegaron respectivamente en primera (49,67% de los votos) y segunda posición (30,59%) en la primera vuelta de la elección presidencial, realizada el 20 de agosto pasado.