• CARACAS |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente depuesto de Honduras Manuel Zelaya advirtió hoy sobre una posible "manipulación y un juego oscuro" del gobierno de facto de Roberto Micheletti, tras la firma de un acuerdo que podría retornarlo al poder y poner fin a la crisis en su país. "Puede existir manipulación y un juego oscuro, por lo que debemos mantenernos alerta hasta que se haya logrado su cumplimiento", sostuvo Zelaya en un contacto telefónico con el canal multiestatal Telesur.

El mandatario formuló el comentario a propósito del pronunciamiento que debe hacer esta semana el Parlamento hondureño sobre su restitución. Según el acuerdo alcanzado por las comisiones de Zelaya y Micheletti el viernes, el Congreso tiene que decidir si restituye al primero en el poder tras ser expulsado por el golpe de Estado del 28 de junio.

"El Congreso tiene la opción de continuar con el golpe de Estado o la posibilidad extraordinaria de convertir a Honduras en un ejemplo para América y el mundo (...), mi retorno garantiza la paz social", agregó.

Zelaya denunció a su vez que "posiblemente algunos diputados estén tratando de impedir que se logre culminar este acuerdo" que según afirmó, buscará la "reconciliación nacional". "El acuerdo habla de que hay que salir de la crisis, habla de un acuerdo de buena fe (...) El propósito del acuerdo es la paz social", añadió.

El Parlamento debe convocar una sesión extraordinaria para constituir una Comisión de Verificación, bajo la vigilancia de la Organización de Estados Americanos, OEA, que se encargará de comprobar el cumplimiento del acuerdo.