• Marruecos |
  • |
  • |
  • AFP

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, logró hoy calmar a los palestinos a propósito de la oposición de Washington a la colonización israelí, al decirse el ministro de Exteriores palestino satisfecho con sus explicaciones.

"Nos han sorprendido las declaraciones hechas por Clinton en Jerusalén, y, según nuestro punto de vista, no corresponden a lo que escuchamos en Abu Dhabi" el sábado, durante la entrevista de la secretaria de Estado con el presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abas, indicó el ministro palestino, Riyad al Malki, durante una entrevista con la prensa. "Pienso que esas declaraciones fueron luego corregidas", añadió. "Así que estamos satisfechos de que la posición estadounidense se haya ajustado a la línea adecuada", añadió Al Malki desde Marrakech, Marruecos, donde participa junto con Clinton en la 6ª edición del Foro por el Futuro.

"La posición de la administración Obama sobre las colonias es clara e inequívoca. No ha cambiado: Estados Unidos no acepta como legítimo continuar los asentamientos israelíes", declaró hoy Clinton, de visita en Marrakech. La jefa de la diplomacia estadounidense llamó de nuevo a ambas partes a retomar lo antes posible y sin condiciones las conversaciones de paz.

El sábado, Clinton suscitó la indignación de los palestinos, al elogiar como "sin precedentes" la propuesta israelí de congelar sólo parcialmente la colonización judía en Cisjordania antes de volver a la mesa de negociaciones. El desacuerdo sobre las colonias es el principal escollo que obstaculiza la reanudación del diálogo entre Israel y los palestinos, interrumpido desde la vasta ofensiva militar hebrea en la franja de Gaza entre diciembre de 2008 y enero de 2009.

En la primavera boreal, Washington había pedido al gobierno israelí detener por completo la colonización en la Cisjordania ocupada e incluso en la parte oriental de Jerusalén antes de retomar las negociaciones de paz, tal como exigen los palestinos. Hoy, Clinton matizó que la oferta del gobierno israelí de Benjamin Netanyahu "no está a la altura de nuestras preferencias", pero "si se implementa, supondrá una restricción sin precedentes de los asentamientos, y tendrá un efecto significativo en la restricción de su crecimiento".

Clinton rindió además homenaje a los esfuerzos palestinos en materia de seguridad. "Le dije al primer ministro Netanyahu que esos gestos positivos por parte de los palestinos debían ir acompañados de gestos positivos de Israel en cuanto a los desplazamientos, los accesos (...) y la organización israelí de la seguridad en Cisjordania", comentó. "Israel ha dado algunos pasos en ese sentido, pero debe hacer mucho más", añadió.

El portavoz de Clinton, Philip Crowley, anunció además que mañana la secretaria de Estado se reunirá en El Cairo con el presidente egipcio, Hosni Mubarak. Clinton almorzó hoy con el ministro marroquí de Relaciones Exteriores, Taieb Fasi Fihri, antes de entrevistarse por la tarde en Ouarzazate, 250 km al sureste de Marrakech, con el rey Mohammed VI.

También se reunió con sus homólogos árabes en el marco del Foro del Futuro, una iniciativa común de los Estados miembros del G8, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia y de unos veinte países de la región.