•   LA HAYA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex jefe político de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, compareció hoy por primera vez ante el Tribunal Penal Internacional, TPI, para la ex Yugoslavia desde la apertura del proceso en su contra por crímenes de guerra y genocidio.

Karadzic, de 64 años, ingresó a la sala uno del TPI de La Haya poco antes de la apertura de la audiencia a las 13H15 GMT, vestido con traje negro, camisa rosa y corbata roja. La audiencia de procedimiento estaba destinada a escuchar a las partes sobre el modo en que debe desarrollarse el proceso de Karadzic, que se abrió el 26 de octubre en ausencia del acusado.

El implicado, que reclama más tiempo para preparar su defensa, de la que se encarga él mismo, no se había presentado en las tres primeras audiencias del juicio. Los jueces advirtieron al imputado que su proceso podría continuar en su ausencia, o que se le podría asignar un abogado, una solución deseada por la acusación pero rechazada por Karadzic.

Al cabo de la audiencia procesal, los jueces indicaron que anunciarán en los próximos días de la semana su decisión sobre la continuación del proceso. "La cámara dará su decisión por escrito sobre este asunto más adelante, durante la semana", declaró el juez surcoreano O-Gon Kwon, que presidió hoy la audiencia procesal. "Postergamos el proceso a la espera de la decisión de la cámara", añadió el juez, que anuló la audiencia prevista mañana, en la que se preveía la intervención de un primer testigo de la acusación.

Radovan Karadzic está acusado de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad cometidos durante la guerra de Bosnia (1992-1995). Detenido en julio de 2008 tras 13 años en fuga, se declaró no culpable de los cargos que se le imputan.