•   LA PAZ /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Un fallo judicial que impide salir del país a Manfred Reyes Villa, principal rival del presidente Evo Morales para las presidenciales del seis de diciembre, fue duramente criticado por la oposición, que lo considera una estrategia del gobierno para perjudicar su candidatura.

La jueza, Mirtha Montaño, acusa a Reyes Villa de “incumplimiento de deberes y conducta antieconómica” en el ejercicio de sus funciones en la prefectura de Cochabamba (centro de Bolivia), de la cual fue revocado por un referendo en julio de 2008.

La decisión de la jueza, que además dispuso el embargo preventivo de 50% de los bienes del político, fue ligada por éste a la “desesperación” del gobierno por impedirle viajes previstos a España y Argentina para hacer proselitismo entre bolivianos que residen allí.

El arraigo no limitará de modo alguno los desplazamientos de Reyes Villa en el país.

“Veo temor (del oficialismo) porque cuando iniciamos la campaña, Evo Morales nos llevaba 30 puntos (en las encuestas), hoy son 15, y vamos a seguir subiendo en los 31 días que restan para las elecciones”, dijo Reyes Villa. El oficialismo “se pone nervioso y tiene bronca y rabia de que el crecimiento es en una proporción geométrica”, agregó.

Pero el fallo, lejos de perjudicar, “va a concentrar el voto de la población que quiere recuperar el Estado de Derecho, la seguridad jurídica, la libertad de los bolivianos y nos va a unir más a todos los bolivianos”, aseguró el candidato, ex militar de derecha.