elnuevodiario.com.ni
  •   SINGAPUR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países de Asia-Pacífico desecharon hoy en Singapur una propuesta para reducir al 50% las emisiones de gas de efecto invernadero antes de la conferencia de Copenhague sobre clima en diciembre y ya prevén que el proceso tenga un segunda etapa.

"No es realista aguardar que se negocie un acuerdo completo y legalmente vinculante entre este momento y el inicio de la reunión de Copenhague en 22 días", manifestó el consejero adjunto para Seguridad Nacional de Estados Unidos, Mike Froman, a la prensa tras un encuentro de 19 mandatarios al margen de la cumbre de la APEC. El Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico, APEC, integrado por 21 países, incluye a los tres más contaminantes del mundo: China, Estados Unidos e Indonesia.

La declaración de hoy no incluye una propuesta de reducción del 50% de las emisiones de gas de efecto invernadero de aquí a 2050 respecto al nivel de 1990, que se encontraba en un proyecto del comunicado final de la cumbre.

La posición ya fue adelantada en las últimas semanas por China y Estados Unidos, que juntos suman el 40% de las emisiones mundiales. "Es una cuestión muy controvertida para la comunidad internacional. Si la incluyésemos, creo que perturbaría el proceso de negociación", había indicado el sábado por la noche un responsable de la cancillería china, Yi Xianliang, miembro del equipo negociador de su país en cuestiones de cambio climático. Aun así, los líderes se pronunciaron en Singapur por un "resultado ambicioso" en la conferencia sobre cambio climático de Copenhague de diciembre, aunque ya estudian un proceso que concluirá más adelante.

Retoman plan de ministro danés
Para intentar impulsar las negociaciones, el primer ministro danés Lars Loekke Rasmussen, anfitrión de la reunión de Copenhague, se desplazó hoy a Singapur para reunirse con los líderes de la APEC. En el encuentro planteó la posibilidad de un proceso en dos tiempos: primero, un acuerdo político en Copenhague, y luego una seria de negociaciones, más técnicas, sobre la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

El presidente mexicano Felipe Calderón, coorganizador de la reunión de la APEC sobre el clima junto con el primer ministro australiano Kevin Rudd, expresó su preocupación de que las negociaciones formales "avancen de manera lenta" y enfatizó la necesidad de asociar los objetivos de reducción de emisiones de carbono con los incentivos económicos.

El presidente chino Hu Jintao, presente en la reunión, mencionó que espera "resultados positivos" en Copenhague, y que su gobierno está "dispuesto a colaborar con todas las partes para alcanzar ese objetivo". También recordó la posición de Pekín, que considera que los países desarrollados deben asumir sus responsabilidades y ayudar a los países en desarrollo a combatir el cambio climático.

"Debemos buscar una solución que permita a todos los países crecer y aumentar su nivel de vida sin contaminar la atmósfera y desregular el clima. Dicha solución no es posible sin la participación de los países de la APEC", declaró por su lado el presidente estadounidense Barack Obama.