elnuevodiario.com.ni
  •   PRISTINA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los kosovares votaron hoy para elegir a sus alcaldes y concejales en los primeros comicios organizados desde la proclamación unilateral de independencia de Kosovo, que fueron parcialmente boicoteados por una minoría serbia dividida.

Según la comisión electoral, el 45,36% del millón y medio de electores acudieron a las urnas para elegir a sus representantes en 36 municipios, incluyendo Pristina, la capital. Los colegios electorales cerraron a las 19H00 locales (18H00 GMT). Los primeros resultados no oficiales se esperan hacia la medianoche. El 13 de diciembre habrá una segunda vuelta en las circunscripciones en las que ningún candidato haya recabado hoy más del 50% de los votos.

"Para los ciudadanos de Kosovo, esta jornada es la más importante desde la proclamación de la independencia", el 17 de febrero de 2008, declaró el primer ministro Hashim Thaci después de haber votado en Pristina. Gran parte de la atención estaba puesta sobre la comunidad serbia, de unas 120.000 personas, tras los llamamientos de Belgrado y la influyente Iglesia ortodoxa serbia a boicotear la cita electoral. Los serbios parecen haber participado en los enclaves repartidos en distintos puntos del territorio kosovar.

Kosovares quieren elegir solos su destino
Según la Comisión electoral central, en Gracanica, capital de un importante enclave serbio cercano a Pristina, en el centro, el 23,62% de sus 18.000 habitantes votaron. En el enclave de Strpce, en el sur, votó el 30,51%. "Hemos estado oyendo cuentos durante una década. Ya es hora de que decidamos solos nuestro destino", comentó Dragan Ivanovic, un técnico de 25 años, para explicar por qué fue a votar.

Varios portavoces de los serbios de los enclaves llamaron a votar, para afirmar la continuación de la presencia serbia en Kosovo. La situación fue muy diferente en el norte de Kosovo, fronterizo con Serbia, donde el llamamiento al boicot por parte de Belgrado fue seguido masivamente. La tasa de participación en tres localidades del norte de Kosovo, en las que vive una mayoría serbia, era ínfima a las 12H (11H00 GMT), entre 0,20% y 2,42% de los inscritos, según la comisión electoral.

Serbia, que considera a Kosovo como su provincia meridional, cuestiona ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, la proclamación de independencia del territorio. Las elecciones fueron seguidas por 3.000 observadores, incluida una misión de de la Unión Europea y una delegación del Parlamento Europeo.