•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El contacto con el presidente depuesto hondureño Manuel Zelaya continúa y Estados Unidos no ha variado su posición sobre la crisis en el país centroamericano, declaró hoy el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly. "No lo estamos ignorando. Hablamos con él. Altos funcionarios estadounidenses hablan ciertamente con él", respondió Kelly en rueda de prensa a preguntas de la prensa.

Zelaya, quien cumplirá este sábado dos meses de asilo en la embajada brasileña en Tegucigalpa, anunció ayer que ya no aceptará un retorno al poder por considerar que serviría para justificar el golpe de Estado. "A partir de esta fecha cualquiera que fuera el caso, Yo no Acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia, para encubrir el golpe de Estado", aseguró Zelaya en una carta enviada al presidente Barack Obama.

Esa carta será respondida con otra misiva, aseguró una fuente gubernamental estadounidense bajo anonimato. Los términos de la respuesta están siendo determinados en el Departamento de Estado, al que Zelaya criticó duramente en su carta a Obama.

Para el presidente depuesto, el acuerdo San José/Tegucigalpa que fue negociado bajo la supervisión de altos funcionarios estadounidenses, "tenía un sólo propósito, restaurar el orden democrático y la paz social y con esto se revirtiera el golpe de Estado". Eso implica "el seguro retorno del Presidente de República elegido legítimamente por voto popular".

Zelaya exigía hasta ahora ser restituido antes de las elecciones previstas para el 29 de noviembre.

Preguntado varias veces sobre porqué Estados Unidos no aclara explícitamente su apoyo a ese regreso inmediato al poder de Zelaya, Kelly no respondió directamente. "No hemos cambiado nuestra política. Tenemos a altos responsables aún involucrados, intentando que ambas partes no se pongan de acuerdo, sino que implementen lo que ya se acordó", sostuvo. "Aún se pueden hacer cosas", añadió, sin ser más explícito.

Zelaya había enviado hace dos semanas una carta a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que aún no ha sido contestada, reconoció Kelly.