elnuevodiario.com.ni
  •   TEHERAN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Irán anunció hoy que se niega a trasladar al extranjero su uranio débilmente enriquecido y pidió una nueva reunión con las grandes potencias en Viena, dando cuenta con ello de su rechazo del acuerdo propuesto por la AIEA hace casi un mes.

"Hicimos un examen técnico y económico del tema. Decididamente, no enviaremos al extranjero nuestro uranio enriquecido al 3,5%", declaró el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki, citado hoy por la agencia Isna. "Esto significa que estamos dispuestos a examinar un intercambio simultáneo en Irán", agregó.

La declaración de Mottaki significa que Irán rehúsa el proyecto de acuerdo tal como fue presentado por la Agencia Internacional de Energía Atómica, AIEA, el 21 de octubre, al cabo de dos días y medio de negociaciones entre Irán, Estados Unidos, Rusia y Francia. Según diplomáticos occidentales, el proyecto de acuerdo prevé el traslado a Rusia de gran parte del uranio iraní débilmente enriquecido, para ser enriquecido en mayor grado antes de ser transformado en Francia en combustible para un reactor de investigación en Teherán. Se mencionó una solución intermedia, según la cual Irán enviaría su uranio para ser almacenado en Turquía, lo que Teherán también ha rehusado.

Obama solicita a Irán una respuesta positiva
Ayer, el presidente estadounidense Barack Obama, en visita a China, y su homólogo Hu Jintao, instaron a Irán a "responder positivamente a la propuesta" de la AIEA. En una entrevista a CNN, Obama amenazó el mismo día a Irán con sanciones en caso de negativa. "Si Irán sigue rechazando las propuestas de la comunidad internacional, será más fácil para nosotros aplicar sanciones u otras medidas que presionarán" a Irán, precisó.

Por su parte, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, estimó ayer "prematuro" llegar a la conclusión de que las negociaciones sobre el proyecto nuclear iraní han fracasado. El ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, declaró hoy en Jerusalén, donde se encuentra realizando una visita, que lamenta la "respuesta extremadamente negativa" de Teherán, pero que desea "seguir hablando" con los iraníes.

Mottaki afirmó que Irán desea una nueva reunión técnica con Estados Unidos, Rusia y Francia, bajo el patrocinio de la AIEA. "Hemos declarado que el comité técnico de la reunión de Viena debe reunirse nuevamente y allí expondremos nuestras consideraciones" sobre el intercambio de uranio poco enriquecido por combustible nuclear, dijo. El ministro agregó que la delegación iraní en Viena no aceptó nunca el proyecto de acuerdo tal como lo presentó la AIEA.

La cuestión del enriquecimiento de uranio es el eje de la polémica entre Irán y las potencias del grupo de los Seis, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia, China y Alemania, que temen que Teherán utilice el uranio para fines militares. El traslado al extranjero del uranio iraní calmaría las inquietudes internacionales sobre el programa nuclear del gobierno de Teherán, al permitir un mayor control sobre sus reservas.