• WASHINGTON |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente Barack Obama manifestó hoy que el gobierno debe actuar rápidamente para combatir el desempleo pero que tiene fondos limitados, en una reunión con líderes empresariales en la Casa Blanca en busca de nuevas ideas para crear empleos en Estados Unidos.

Con un desempleo que afecta a 10,2% de la población activa -su nivel más alto desde 1983- Obama recibe a unas 130 personalidades en el "Foro del empleo", entre las cuales líderes empresariales, economistas y sindicalistas. Figuran entre ellos los presidentes de Google y Disney, Eric Schmidt y Bob Iger, además de los premios Nobel de economía Joseph Stiglitz y Paul Krugman. "No podemos quedarnos rezagados y esperar", dijo Obama al inaugurar la reunión en la Casa Blanca. "No estoy interesado en que nos quedemos esperando a ver qué pasa", señaló.

La reunión se realiza cuando el crecimiento se reanuda en Estados Unidos pero sin crear empleos todavía. Las cifras de desempleo de noviembre -que se publicarán mañana- deberían reflejar un saldo neto de 120.000 nuevos despidos en el país.

A un año de las elecciones legislativas de medio mandato, Obama necesita impostergablemente obtener resultados en el frente del empleo. No obstante el presidente, bajo presión por el masivo déficit fiscal incrementado por la crisis económica, señaló que no concibe la instalación de un costoso plan de creación de empleos financiado con dineros públicos. "Nuestros recursos son limitados, hay una enorme brecha entre el dinero que sale y el dinero que entra. La recesión ha empeorado las cosas (...) Tenemos que ser quirúrgicos y creativos", consideró Obama.

La administración se niega a abrir las compuertas del empleo público luego de gastar centenares de miles de millones de dólares en la reactivación de la economía y en el rescate de bancos. Más bien planea apoyar a las empresas con la esperanza de que contraten nuevos empleados. "Debemos hacer que el sector público no actúe solo en el vacío. Es importante también la participación del sector privado", explicó en el cotidiano The Washington Post, Valerie Jarrett, una de las principales consejeras de Obama.

Entre las ideas consideradas figura el otorgamiento de una prima a los propietarios de inmuebles que realicen trabajos de aislamiento en sus viviendas, siguiendo el modelo del plan "efectivo por chatarra" establecido para incentivar la venta de automóviles nuevos, que en los últimos meses permitió limitar los daños en el mercado automotor. Según el Post, la administración podría liberar fondos para las empresas exportadoras y acelerar grandes proyectos de infraestructura.

Señal alentadora sobre la coyuntura, las nuevas inscripciones por desempleo bajaron sorpresivamente en la semana finalizada el 28 de noviembre. El departamento de Trabajo registró 457.000 solicitudes para recibir beneficios, o 1,1% menos que la semana anterior. Estas solicitudes se sitúan así en su nivel más bajo desde septiembre de 2008. El indicador registró cinco semanas consecutivas de baja, por primera vez desde el comienzo de la recesión en diciembre de 2007.

Ayer, la encuesta mensual del gabinete de recursos humanos ADP reveló que los despidos netos descendieron en noviembre en el sector privado por octavo mes consecutivo, a 169.000. Los analistas prevén que las cifras oficiales de empleo esperadas el viernes darán cuenta de 120.000 despidos netos en noviembre (luego de 190.000 en octubre), estabilizándose la tasa de desempleo en 10,2%.