elnuevodiario.com.ni
  • WASHINGTON |
  • |
  • |
  • AFP

Sólo un 2% de los 1.300 millones de dólares presupuestados en la Iniciativa Mérida de seguridad para México y América Central han sido efectivamente gastados, advirtió hoy un informe oficial del Congreso estadounidense. A casi tres años del lanzamiento de la Iniciativa, el Departamento de Estado tiene comprometidos en torno a 830 millones, pero sólo se gastaron efectivamente 26 millones, aunque el ritmo de entrega de material y de ayuda técnica y humana sigue aumentando, señala el informe de la contraloría del Congreso (Government Accountability Office, GAO).

El papeleo burocrático, los requisitos necesarios, como la supervisión del respeto a los derechos humanos, y la falta de "capacidad institucional" de algunos países beneficiarios son citados en el documento como obstáculos. "Responsables del Departamento de Estado nos informaron que la mayoría de programas y equipos comprometidos bajo (la Iniciativa) Merida no habían sido entregados a finales de septiembre", explicó el GAO.

El informe fue elaborado a petición del presidente del subcomité para América Latina de la Cámara de Representantes, el demócrata Eliot Engel. "Aunque las piezas de equipamiento más importantes, como helicópteros, no han llegado a los países beneficiarios, se ha obtenido algunos avances", asegura el texto. "Está previsto que cinco helicópteros Bell sean entregados a México a finales de diciembre", explica el documento.

Departamento de Estado acelerar entrega de medios
El Departamento de Estado tuvo que intervenir al más alto nivel ante el Pentágono para acelerar la entrega de esos helicópteros, y aún falta por entregar otra partida de Black Hawk, aparatos más sofisticados para la vigilancia aérea, precisó el informe.

Ante la alarmante escalada de la violencia del crimen organizado al sur de la frontera, el entonces presidente George W. Bush propuso a su homólogo mexicano Felipe Calderón un ambicioso programa de entrega de material y de entrenamiento para las fuerzas de seguridad mexicanas. La Iniciativa fue firmada en marzo de 2007 y luego ampliada a América Central, Haití y República Dominicana.

Estados Unidos y México han aumentado rápidamente esa colaboración mútua desde la llegada al poder de Barack Obama, con el despliegue de centenares de agentes suplementarios en la frontera del lado estadounidense, el envío de personal antidrogas a territorio mexicano e importantes operaciones conjuntas. Del lado mexicano, Calderón incrementó dramáticamente el despliegue de tropas, hasta 50.000 efectivos, aunque más de 14.000 personas han muerto por la violencia del crimen organizado en los últimos tres años.

Dificultades administrativas dificultan cooperación
Sin embargo, las dificultades administrativas de uno y otro lado afectan el buen desarrollo de la cooperación técnica, explica el informe. Del lado estadounidense, el Departamento de Estado tiene tres oficinas diferentes para presupuestar y verificar los gastos de la Iniciativa, explica el informe de la Contraloría. Además, debe regularmente enviar al Congreso informes sobre el respeto a los derechos humanos en esos países por imperativo legal, lo que ya llevó en agosto al bloqueo de ciertas partidas.

Del lado de los países receptores se señala la falta de capacidad para acoger algunos equipos. "Responsables del Departamento de Estado destacaron (a los autores del informe) las limitadas capacidades en América Central", explicó. "Algunos de esos países tienen instituciones débiles que quizás no sean capaces de implementar la ayuda", añadió.

"Mientras el presidente Calderón se enfrenta a los brutales carteles de la droga en su país, nosotros tenemos que enfrentarnos a nuestra propia burocracia para entregar más rápidamente la asistencia", criticó el representante Engel en una nota de prensa.

Por lo pronto, México ya recibió una treintena de vehículos y equipos como detectores de iones, para la lucha contra el narcotráfico, destaca el informe. "El gobierno de México está preparado desde el punto de vista administrativo y logístico para recibir dichas transferencias", aseguró el portavoz de la embajada mexicana, Ricardo Alday.