• LA PAZ |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno boliviano denunció ayer jueves que el opositor Manfred Reyes Villa, principal rival del presidente Evo Morales en las elecciones del domingo, y sobre quien pesa una orden de arraigo, pretende “huir” de Bolivia rumbo a Estados Unidos, lo que éste desmintió.

Según el gobierno, el ex militar retirado habría adquirido pasajes en American Airlines para viajar a Miami el lunes 7 de diciembre, a pesar de que un día después de esa fecha debe comparecer como testigo ante un tribunal que investiga una masacre en 2003, durante la rebelión popular que derrocó al liberal Gonzalo Sánchez de Lozada, de quien era aliado.

“Esta información tiene el suficiente nivel de importancia, ya que estaría indicando una intención de huida” de un candidato presidencial, con el agravante de que tiene “procesos penales por los cuales debe responder”, dijo el rueda de prensa el ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada.

Según Rada, “en el contexto jurídico en que está Reyes Villa no significa otra cosa que la intención de escapar de la Justicia”, añadió.

Opositor niega

Reyes Villa desestimó la denuncia: “Yo voy a ser el próximo presidente de Bolivia, el próximo martes o miércoles me van a ver aquí en Sucre (donde formuló las declaraciones), voy a estar con ustedes”, prometió a periodistas locales.

Desde el miércoles circula por internet una supuesta copia del billete de avión que adquirió Reyes Villa, hecho que Erick Fajardo, vocero del candidato, atribuyó a una persecución del gobierno.

El ex militar está arraigado por una investigación sobre malos manejos cuando era gobernador de la región central de Cochabamba.

En “el momento en que el señor Reyes Villa pretenda abandonar nuestro país (la oficina de) Migración estaría en la obligación administrativa y legal de explicarle que no es posible (su viaje) por una orden judicial”, declaró el ministro.

Reyes Villa denunció en noviembre que el gobierno planeaba su detención y encarcelamiento tras las elecciones, y acusó a Morales de haber ordenado a la ministra de Justicia que lo apresara el nueve de diciembre, a raíz de los procesos judiciales administrativos y penales en su contra.