•   MONTERREY  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ciudad mexicana de Monterrey (norte) se mantenía en alerta este sábado tras dos choques con presuntos sicarios del cártel del Golfo que la tarde del viernes dejaron 15 muertos, dos de ellos policías y una mujer, informaron el sábado autoridades locales.

En Juárez, en la zona metropolitana de Monterrey, la tercera urbe de México con 3,7 millones de habitantes y sede de las principales industrias, se multiplicó el número de retenes militares, constató un periodista de la AFP.

Elementos del Ejército explicaron a reporteros que se ordenó reforzar la vigilancia en Juárez y en la periferia de Monterrey en prevención de eventuales nuevos ataques del crimen organizado.

“Zetas” y militares enfrentados

En Ciudad Juárez se enfrentaron el viernes presuntos ‘Zetas’, brazo armado del cártel del Golfo, y militares con un saldo de 15 muertos, 12 de ellos sicarios, dos víctimas de secuestro y una mujer ajena a los hechos, según el último balance de la Procuraduría local dado a conocer la media noche del viernes.

En un segundo ataque casi simultáneo y considerado por la Procuraduría una “reacción” al primer choque, un comando armado asaltó un centro de detención provisional en otro punto de Monterrey, asesinó a dos policías federales y liberó a 23 hombres investigados por presuntos nexos con el crimen organizado.

“Ante esta acción (el enfrentamiento), viene una reacción” con el asalto al centro de detención, dijo la noche del sábado el Procurador de Nuevo León, Alejandro Garza.

“Esperamos que en las próximas horas puedan existir más reacciones en atención a que éste no es el único de los operativos que están realizando las Fuerzas Armadas y lo que somos las fuerzas estatales”, dijo Garza.

La zona metropolitana de Monterrey, sede de las principales industrias del país, es escenario de una ola de violencia ligada al narcotráfico, pese al despliegue de unos 1.500 militares ordenado por el gobierno.

México ha movilizado a casi 50.000 militares en diversos estados para enfrentar al crimen organizado, en especial a los cárteles de la droga, a los que se responsabiliza de más de 14.000 muertos en los últimos tres años.