elnuevodiario.com.ni
  •   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente electo hondureño, Porfirio Lobo, que asumirá el 27 de enero, iniciará el martes en Costa Rica una ofensiva diplomática por varios países en busca de reconocimiento internacional, dando la espalda al depuesto mandatario Manuel Zelaya.

“Estaremos en Panamá, en Costa Rica y de allí seguimos” a otros países para solicitar que “por lo menos se abran un poquito”, afirmó en declaraciones a medios locales el ganador de las elecciones del 29 de noviembre, del Partido Nacional (PN, derecha) .

Indicó que la primera visita de su gira será el martes en Costa Rica para reunirse con el presidente Oscar Arias, mediador en la crisis hondureña.

La tarea de Lobo, de 61 años, se perfila difícil luego de que el Congreso hondureño rechazara el miércoles por aplastante mayoría restituir al izquierdista Zelaya para concluir su mandato el 27 de enero.

Buena parte de la comunidad internacional exigía la restitución de Zelaya para reconocer los comicios, con los que el gobierno de facto esperaba pasar página a esta crisis que ha dividido a la comunidad internacional y, en particular, al continente americano.

Lobo urge del reconocimiento para poder gobernar en Honduras, uno de los cuatro países pobres del continente, junto a Haití, Nicaragua y Bolivia.

“El pueblo hondureño fue a las urnas, fue proceso transparente, acudió masivamente a votar y el pueblo tomó su decisión, así que lo demás cada quien con lo que es su responsabilidad en reconocer lo que es prácticamente enmarcado en la democracia, la libertad”, afirmó Lobo.

Zelaya fue derrocado en un golpe el 28 de junio por pretender cambiar la Constitución que le permitiera su reelección. El presidente derrocado fue elegido por el conservador Partido Liberal (PL) pero durante su gobierno viró a la izquierda y se alió con el socialismo del siglo XXI del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

En lugar de Zelaya asumió el líder del Congreso Roberto Micheletti, un hombre de mano dura que organizó las elecciones, pese a advertencias de varios países de la comunidad internacional de que no las reconocerían.

Resolver crisis

Lobo “está en la mejor posición” (que Micheletti) para resolver la crisis, afirmó el viernes el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, en una reunión en que la organización mostró su profunda división frente al tema.

“Las diferencias (de los países) son efectivas y no pueden ser resueltas aquí: reconocer o no a otro gobierno como legítimo es prerrogativa de todo gobierno soberano y cada uno de nuestros estados tomará libremente su decisión al respecto”, dijo Insulza.