•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos ignora el paradero del jefe de la red fundamentalista Al Qaida, Osama bin Laden, pero lanzará un nuevo operativo de búsqueda, aunque no perseguirán a los talibanes en Pakistán, indicaron hoy responsables del gobierno estadounidense.

"No conocemos el paradero de Osama bin Laden. Si lo supiéramos ya habríamos ido a buscarlo", afirmó hoy a la cadena de televisión ABC, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates. El funcionario admitió que Estados Unidos no tiene información fiable para localizarlo desde "hace años". Por otro lado, consultado en una entrevista televisiva si el gobierno planeaba un nuevo intento para ir tras el líder de Al Qaida, el consejero de Seguridad Nacional, James Jones, manifestó: "Creo que sí".

Los últimos informes de inteligencia sugieren que Bin Laden "está en algún lugar del norte de Waziristán, a veces del lado paquistaní de la frontera, a veces del lado afgano, escondido en un área montañosa muy escabrosa, generalmente sin gobierno", precisó Jones a la cadena CNN. Estados Unidos debe asegurarse si Bin Laden, "un símbolo muy importante de lo que representa Al Qaida", está prófugo o fue capturado, mencionó Jones.

Gates, por su parte, declaró en otra entrevista con la cadena CBS, que Estados Unidos no perseguirá a los jefes talibanes en Pakistán. "Pakistán es soberano. Tenemos un acuerdo de cooperación con ellos. Creo que es el ejército paquistaní quien debe ocuparse de este problema", informó. Esta afirmación responde a una información publicada el viernes por el New York Times, en la que fuentes no identificadas anunciaron que la Casa Blanca autorizó a la CIA a extender la utilización de aviones sin piloto en Pakistán con el objetivo de atacar a los talibanes y a los miembros de Al Qaida.

Gates y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, fueron invitados hoy a varios programas políticos destinados a debatir sobre la nueva estrategia estadounidense en la región. Esta fue anunciada el martes por el presidente estadounidense, Barack Obama, y prevé el envío de 30.000 soldados estadounidenses más a Afganistán. Gates defendió nuevamente la decisión de Obama de comenzar a retirar las tropas de Afganistán en julio de 2011."Debemos comunicar a los afganos la idea de que hay urgencia en que se hagan cargo de sus responsabilidades", dijo a la cadena NBC.

Por otro lado, el presidente afgano, Hamid Karzai, declaró en una entrevista con la CNN que Afganistán quiere hacerse cargo de su propia seguridad "lo antes posible", pero serán necesitarios dos años de entrenamiento para sus fuerzas.