•   SANTIAGO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia chilena procesó a seis hombres, incluidos cuatro médicos, como autores y encubridores del asesinato del ex presidente Eduardo Frei Montalvo, quien --se comprobó-- fue envenenado tras someterse a una operación durante la dictadura.

"Esto demuestra que en Chile la justicia tarda, pero llega, y en este caso ha llegado, y sabemos que nos hace bien como sociedad", afirmó la presidenta Michelle Bachelet, al comentar la resolución del juez.

El médico Patricio Silva, ex miembro del Comando de Salud del Ejército y jefe del equipo que operó a Frei Montalva de una hernia, fue procesado como autor del asesinato por el juez especial Alejandro Madrid.

También fueron detenidos y procesados los civiles Raúl Lillo y Luis Becerra, ex chofer y hombre de confianza del ex mandatario, acusados de espiarlo. Frei era uno de los principales opositores a la dictadura de Augusto Pinochet.

Cómplice y encubridores

El juez encausó también como cómplice al médico Pedro Valdivia, ex integrante de la Policía de Carabineros, y que también formó parte del equipo médico que operó a Frei Montalva, mientras que los médicos Helmar Rosenberg y Sergio González --que le practicaron la primera autopsia-- fueron procesados como encubridores.

Los procesados como autores y el cómplice quedaron detenidos, mientras que a los dos procesados por encubrimiento se les otorgó la libertad condicional.

"El fallecimiento del ex presidente fue ocasionado por la introducción paulatina de sustancias tóxicas no convencionales, por la aplicación de productos farmacológicos no autorizados, y por la ocurrencia de situaciones anómalas que fueron disimuladas y que deterioraron su sistema inmunológico", explicó el juez Madrid.

"Este hecho marca un antes y un después, porque nunca se había atentado contra la vida de un ex presidente; éste es un magnicidio", aseguró Eduardo Frei Ruiz-Tagle, hijo de Frei Montalva y también ex presidente chileno (1994-2000).

Cuando Frei Montalva se proyectaba como uno de los principales opositores de Pinochet --que al cabo casi de una década ya enfrentaba serios cuestionamientos por violaciones a los derechos humanos-- se sometió a una operación de hernia en la Clínica Santa María de Santiago.

Gas mostaza y talio

La operación se complicó, y murió semanas después de una septicemia. Investigaciones posteriores hallaron en su cuerpo restos de gas mostaza, de talio y de otros agentes químicos que le habrían provocado la muerte.

Eduardo Frei Montalva gobernó Chile entre 1964 y 1970. La decisión judicial se produce a seis días de las elecciones presidenciales chilenas en las que compite su hijo, el también ex gobernante Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien figura segundo en las encuestas, detrás del empresario derechista Sebastián Piñera.

Al respecto, el comando de Piñera deslizó dudas acerca de la oportunidad en que apareció la resolución del juez Madrid, quien rechazó esta acusación.

"Lo único que me preocuparía sería que el juez haya tomado esta resolución pensando en algo electoral", dijo el secretario general de la opositora Unión Demócrata Independiente (UDI), Víctor Pérez. Pero Frei Ruiz-Tagle rechazó esas afirmaciones, y aseguró que se trata de la decisión de un tribunal independiente.

El químico de la dictadura

La investigación judicial se abrió hace 10 años, cuando la familia Frei sospechó acerca de las causas del fallecimiento, tras la muerte en Uruguay del ex químico de la dictadura chilena Eugenio Berríos, quien desarrollara armas químicas para el régimen, y dijera temer ser asesinado por conocer secretos de la dictadura.

Berríos, miembro de la Dirección de Inteligencia Nacional (la Policía secreta de la dictadura), huyó en 1991 a Uruguay, donde cuatro años después apareció su cadáver con dos impactos de bala en una playa cercana a Montevideo.