elnuevodiario.com.ni
  •   TEHERÁN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El científico nuclear iraní Shahram Amiri, desaparecido en mayo durante una peregrinación a Arabia Saudita, fue "secuestrado" por los estadounidenses, afirmó hoy el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki. "Tenemos pruebas que muestran que los estadounidenses tuvieron un papel en el secuestro de Amiri. Los norteamericanos lo secuestraron", declaró el canciller en una conferencia de prensa difundida y traducida por el canal de televisión estatal en inglés Press-TV. "Esperamos entonces que el gobierno estadounidense nos lo devuelva", agregó el ministro.

Amiri "desapareció en Arabia Saudita, adonde había viajado para el peregrinaje" a La Meca y "Arabia Saudita debe ser considerado responsable" de su situación, afirmó Mottaki y agregó que Irán "se reserva el derecho de acudir a la justicia en casos como éste".

El portavoz del ministerio, Ramin Mehmanparast, había declarado más temprano a la agencia de noticias Mehr que Amiri había sido "entregado por Riad a Washington". Amiri forma parte de los "once iraníes detenidos en cárceles estadounidenses", añadió Mehmanparast, quien indicó que "su situación está siendo seguida por la diplomacia iraní", sin dar más detalles.

Las autoridades iraníes confirmaron en octubre la desaparición de Amiri. Mottaki ya afirmó entonces que Estados Unidos estaba "implicado" en el caso. El diario conservador iraní Javan acusó entonces a la CIA de estar relacionada con esta desaparición, que se produjo cuando el científico iraní se encontraba en la ciudad santa de Medina, según su esposa.

Cuando llegó a la ciudad, el pasado 31 mayo, Amiri habría sido "interrogado por agentes sauditas en el aeropuerto", según el diario. "Tres días después, abandonó su hotel en Medina y jamás volvió", añadió el periódico, que presentó a Amiri como un investigador en física en la universidad Tecnológica Malek-Ashtar, en Teherán. Su mujer señaló al diario que era "sólo un investigador y que no tenía ningún cargo en el sector gubernamental".

Javan desmintió las afirmaciones de los medios árabes según las cuales Amiri trabajaba en el ámbito nuclear y que habría divulgado a Estados Unidos la existencia de un segundo centro de enriquecimiento de uranio cerca de Qom. La revelación el pasado mes de septiembre de la existencia de esta instalación hasta entonces secreta provocó una nueva crisis entre las grandes potencias y Teherán en el caso nuclear iraní.

Occidente sospecha a Irán de tratar de enriquecer uranio con fines militares, algo que Teherán desmiente. La AIEA (Agencia Internacional de la Energía Atómica) ha condenado el mes pasado a Irán por su política nuclear, tras el fracaso de las negociaciones sobre la posibilidad de enriquecer en el extranjero el uranio que Teherán dice necesitar. Irán respondió con el anuncio de la semana pasada de la construcción de 20 nuevas plantas de enriquecimiento de uranio en el país.