•   BAGDAD  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La explosión casi simultánea de cinco coches bomba en diferentes puntos de Bagdad causó la muerte de al menos 127 personas y heridas a otras 448, según informaron fuentes del Ministerio del Interior.

La primera explosión tuvo como blanco el Ministerio de Interior, en el centro, la segunda el Parque de Zawraa, en el oeste y la tercera la Universidad de Mustansiriya, en el este, mientras que el cuarto atentado ocurrió junto al Ministerio de Trabajo y el quinto estaba dirigido contra una patrulla de policía en el barrio de Al Dura, en el sur de la capital.

La última explosión causó la muerte de 15 personas delante del Instituto de Tecnología, tres policías y 12 estudiantes, mientras que otros 23 alumnos resultaron heridos.

Calles cortadas

“Es un día negro”, aseguró Ahmad Jalil, estudiante de la Escuela de Bellas Artes de Bagdad donde tuvo lugar uno de los atentados, mientras las ambulancias continuaban un frenético trasiego para transportar a las víctimas a los hospitales.

Numerosas personas se concentraron en los lugares de los atentados, donde los daños materiales eran visibles, para intentar ayudar a los servicios de rescate.

La policía acordonó las zonas afectadas y cerró las principales arterias de la ciudad, tanto para facilitar las labores de evacuación de muertos y heridos como para prevenir nuevos ataques.

Los equipos de rescate de Bagdad, al llegar al lugar de los atentados, se encontraron con un panorama desolador que conocen de sobra: restos en llamas, muros destruidos y cadáveres sin fin.

“He visto muchos atentados como este antes”, señaló el sargento de policía Emad Fadhil, mientras que unos gigantescos vehículos recogían los montículos de escombros en el lugar del ataque, indicó AFP.

“En este sentido, soy un hombre mayor”, añadió, forzando una sonrisa triste. El policía explicó que cuando llegó al lugar, unos 10 minutos después de la explosión, el fuego avanzaba y varias paredes de hormigón se habían colapsado.

“Las paredes se cayeron sobre un carro, en el que se quedaron atrapadas varias personas”, dijo.

Estos atentados se producen dos días después de que el Parlamento aprobara una enmienda de la ley electoral que satisfacía a todos los grupos políticos y que allanaba el camino para la celebración de elecciones generales, las segundas desde la caída de Sadam Hussein en 2003.

Este martes está previsto que el Consejo Presidencial, formado por el presidente iraquí y los dos vicepresidentes, se reúna con representantes de la Comisión Electoral y de la misión de la ONU en Irak para fijar la fecha más adecuada para las elecciones parlamentarias de 2010.

Este atentado múltiple es el tercero más sangriento en los últimos meses. El pasado 25 de octubre en un doble atentado cometido en el centro de la capital iraquí contra edificios ministeriales, al menos 155 personas perdieron la vida y 500 resultaron heridas.

Dos meses antes, el 19 de agosto, otras 87 personas murieron y más de mil resultaron heridas en varias explosiones contra distintas sedes ministeriales también en el centro de la capital.

El Gobierno iraquí acusó entonces a Al Qaeda y al proscrito partido Baaz del difunto dictador Sadam Husein, de ser los responsables de estos atentados y señaló también al régimen sirio de estar detrás de su organización.