elnuevodiario.com.ni
  •   CIUDAD DEL VATICANO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Pío XII fue proclamado hoy "venerable" por Benedicto XVI, paso clave en el camino hacia una beatificación muy criticada por quienes lo acusan de haber guardado "silencio" ante el Holocausto nazi durante su reinado, de 1939 a 1958.

Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli, Pío XII, nació el 2 de marzo 1876 en el seno de una familia aristocrática, tradicionalmente cercana al Vaticano y más conocida como la "nobleza negra", y falleció el 9 de octubre de 1958 a los 72 años. Su abuelo, Marcantonio Pacelli, fue el fundador en 1861 del diario oficial de la Santa Sede, L'Osservatore Romano. Después de realizar estudios de teología, filosofía y derecho, Eugenio Pacelli fue ordenado sacerdote el 2 de abril de 1899.

En 1901 fue designado responsable de relaciones internacionales del Vaticano en la Congregación para los Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios. A partir de ese momento realiza una carrera admirable a través de la cual demuestra sus dotes de hábil diplomático. En 1917, Eugenio Pacelli fue designado nuncio apostólico en Baviera y más tarde en todo el Imperio Alemán, donde permanecerá hasta 1929 en la sede de Berlín. Designado cardenal en 1929, fue nombrado Secretario de Estado, es decir número dos del Vaticano, y viajó a Estados Unidos, Argentina, Hungría y Francia, donde se reunió con mandatarios de esos países, lo que le otorgó gran proyección internacional.

En 1933, firmó el concordato con la Alemania de Hitler con el que se reglamentaban las relaciones entre las autoridades alemanas y la iglesia católica.

Después de un día de cónclave, fue elegido pontífice el 2 de marzo de 1939, poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Reconoció explícitamente el régimen surgido en España de la guerra civil (1936-1939). En 1953 firmó con el general español Francisco Franco un concordato que daba base jurídica al llamado "Nacional-catolicismo" español: con notables ventajas para la Iglesia a cambio de la legitimación de aquel sistema.

Pío XII no intervino en la deportación de miles de judíos italianos
Pío XII también realizó el concordato con Rafael Trujillo de la República Dominicana en 1954 y excomulgó a Juan Perón en 1955 por sus arrestos a oficiales de la iglesia. Pero la mayor crítica que le han hecho es la de haber guardado "silencio" ante los horrores del nazismo y el exterminio de millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. En 1942 no se unió a la condena de los países Aliados por la matanza de judíos y cuando miles de judíos italianos fueron deportados a los campos de exterminio de Auschwitz, en 1943, no intervino, según sus defensores, para no agravar el peligro que corrían.

El proceso para su beatificación fue abierto en 1967 pero estuvo bloqueado durante años por las críticas a su actitud pasiva ante el nazismo.

Benedicto XVI, poco después de haber sido elegido pontífice en el 2005, defendió la figura del Papa Pacelli y deseó su beatificación. El Papa en persona y la Santa Sede, basados en documentos históricos y testimonios de personas, aseguran que Pío XII salvó a miles de judíos directa e indirectamente, como es el caso de quienes salvaron sus vidas por actas de bautismo falsas que él ordenó que les dieran.