•   ROMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La comunidad judía de Italia “se mantiene crítica” con la decisión del papa Benedicto XVI de firmar el decreto que proclama las “virtudes heroicas” del papa Pío XII, acusado de haber silenciado el Holocausto, según un comunicado difundido este sábado.

“No podemos de ninguna manera inmiscuirnos en decisiones internas de la Iglesia, éstas conciernen su libertad de expresión religiosa”, declararon conjuntamente Riccardo Di Segni, jefe de los rabinos de la Comunidad Judía de Roma, Renzo Gattegna, Presidente de la Unión de Comunidades Judías de Italia, y Riccardo Pacifici, Presidente de la Comunidad Judía de Roma.

“Si esta decisión implica en cambio un juicio definitivo y unilateral sobre la obra histórica de Pío XII, repetimos que nuestra evaluación sigue siendo crítica”, afirmaron.

“La comisión que reúne a historiadores del mundo judío y del Vaticano sigue esperando acceder a los archivos (del Vaticano) de este período. No olvidamos la deportación de judíos de Italia y en particular el tren que deportó a 1.021 personas el 16 de octubre de 1943, que partió de la estación romana Tiburtina hacia Auschwitz con el silencio de Pío XII”, agregaron los responsables.

El Sumo Pontífice proclamó este sábado para sorpresa general a Pío XII como “venerable”, un papa criticado por su silencio durante el Holocausto judío.

Al abrir en 1967 el proceso de beatificación, la Santa Sede recordó que Pío XII salvó a miles de judíos de Europa, en particular de Roma.

Pero es criticado por su “silencio” ante el exterminio de miles de judíos en los campos de concentración.

Además de Pío XII (1939-1958), Benedicto XVI proclamó “venerable” al carismático Juan Pablo II (1978-2005), venerado en vida por los católicos.