•   TEHERÁN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ayatolá Hosein Ali Montazeri, quien fue sucesor designado del imán Jomeini para asumir la dignidad de Guía Supremo de la República Islámica antes de convertirse en una figura muy crítica del régimen, murió ayer en Qom (norte), a los 87 años de edad. El fallecimiento se debió a una enfermedad, señalaron las agencias de prensa iraníes.

Montazeri, un teólogo respetado, fue uno de los líderes de la revolución islámica de 1979 y uno de los artífices de la Constitución de la República Islámica. Considerado como miembro de la corriente más liberal y progresista del clero, manifestó su oposición al endurecimiento progresivo del régimen contra los opositores.

El fundador de la República Islámica, el ayatolá Jomeini, lo apartó del poder, antes de fallecer en 1989. Las autoridades, temerosas de su influencia, le impusieron arresto domiciliario en la ciudad santa de Qom durante 14 años, por haber cuestionado la autoridad política y religiosa del sucesor de Jomeini, el ayatolá Alí Jamenei, al que había acusado de "traición".

Cuando recuperó su libertad, en 2003, Montazeri aprovechó a fondo sus posibilidades de poder volver a expresarse, y aquel a quien sus adversarios calificaban de "ingenuo", según palabras del ayatolá Jomeini, fue reforzando su autoridad religiosa y política. Se convirtió para muchos fieles en la máxima autoridad chiita en Irán y los reformistas lo consideraban como una figura de referencia.

Montazeri no vaciló en criticar la "falta de firmeza" del presidente reformista Mohamed Jatami, y libró su último gran combate, en nombre de la salvaguarda de la "legitimidad" de la República Islámica, contra el presidente conservador Mahmud Ahmadinejad, elegido en 2005. En los comicios de este año, Montazeri cuestionó duramente la reelección de Ahmadinejad, al estimar que "nadie podría creer" que no hubo fraude.

En su última declaración en su portal internet el 16 de diciembre, pocos días antes de su muerte, denunció "la muerte de inocentes", la "detención de militantes políticos que reclaman la libertad" y los "procesos-espectáculos ilegales" contra los participantes en la ola de protestas contra la reelección de Ahmadinejad. "Si las autoridades continúan de esta manera, está claro que el pueblo se distanciará completamente del régimen y que la crisis actual se agravará", insistía.

Los funerales de Montazeri se llevarán a cabo mañana en Qom, indicaron sus allegados. Según las mismas fuentes, será inhumado en el mausoleo de Masumeh, la hermana del imán Reza, octavo imán del islam chiita. Al anuncio de su deceso, grupos de estudiantes se reunieron en la universidad de Teherán para recitar versículos del Corán en su memoria, según el portal internet de la oposición Rahesabz.