•   LA PAZ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo hoy que la Cumbre sobre el clima en Copenhague fue un fracaso, pero manifestó sentirse contento porque a su juicio se rompió la hegemonía que imponían los países industrializados en estos debates.

"Esta cumbre ha fracasado", afirmó el mandatario durante una reunión con alcaldes de un poblado rural en el sudeste del país, donde se refirió al evento en el cual se opuso, junto a otras naciones, a los acuerdos impulsados por Estados Unidos, China, la Unión Europea, India, Brasil y Sudáfrica.

Morales, un indígena de tendencia izquierdista, también afirmó que a pesar de que las naciones industrializadas impusieron un documento, éste fue sin consenso entre todos los países del mundo, por lo que surgieron críticas para no adherirse al pacto final. "Yo vengo muy contento, muy feliz, hemos roto esa hegemonía que viene de los países industrializados y sobre eso China se apartó, otros países ya desarrollados no están de acuerdo", señaló el mandatario.

Morales anunció su intención de llamar para abril a una cita de movimientos sociales en Bolivia para definir acciones internacionales para evitar que se profundicen los efectos del cambio climático.