elnuevodiario.com.ni
  •   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un general estadounidense destacado en Irak incluyó el embarazo en la lista de infracciones sujetas a sanción dentro de sus tropas, aunque descartó condenas a los infractores, según explicó hoy en una teleconferencia. Esta nueva regla, promulgada en noviembre por el general Anthony Cucolo, aplica para las mujeres soldados que queden en cinta en zona de combate y a los soldados responsables de su embarazo.

"Tengo la intención de hacer todo lo posible para preservar el conjunto de mis fuerzas de combate" en Irak, explicó a la prensa el oficial, quien tiene bajo su mando a unos 22.000 efectivos en el norte iraquí. En consecuencia, se prevé "la salida de un soldado de la zona de combate antes que cree un precedente para su equipo", destacó Cucolo, mientras el ejército tiene como política regresar a Estados Unidos a las mujeres soldados que queden embarazadas en la línea de fuego.

Las sanciones previstas en esta nueva directriz van desde una amonestación simple y administrativa hasta la posible comparecencia en un tribunal militar, aunque el general excluyó recurrir a este último castigo. "Jamás consideré el tribunal militar en este caso. No me veo metiendo a la cárcel a un soldado por esto", declaró.

Hasta ahora siete soldados -cuatro mujeres, tres hombres- fueron sancionados por este motivo, aunque el castigo se limitó a cartas de reprimenda. Una de las mujeres embarazadas no quiso revelar la identidad del padre.

Según la lista de actividades prohibidas a las tropas elaborada por el general, los soldados pueden tener contactos sexuales con iraquíes, pero no pueden pasar la noche con una persona del sexo opuesto, a menos que estén casados.

Tampoco pueden hacer proselitismo, entrar sin una orden a una mezquita o estar en posesión de alcohol o droga.