elnuevodiario.com.ni
  •   TIFLIS  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Como una respuesta a la ofensiva del régimen de Mijeil Saakachvili de acelerar el ingreso de Georgia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, las organizaciones de la sociedad civil emitieron un fuerte pronunciamiento donde aseguran que sería un grave error adherirse a esa alianza militar, especialmente, porque la mayoría de la población se opone a esa decisión.

Las organizaciones sociales indican que expresan el sentir de una buena parte de la población que se opone a la incorporación del país en la aventura denominada “la integración en la OTAN”, puesto que ello fomenta la tensión constante entre Georgia y Rusia y puede llamar a la desestabilización de las condiciones políticas militares en toda la región Caucásica.

Decir que toda la población de Georgia apoya el ingreso del país a la alianza noratlántica, OTAN, es mentir a la opinión pública, sostiene el documento firmado por casi todas las organizaciones sociales georgianas.

La Sociedad de Heracles Segundo, el Centro de la Democracia Popular para las relaciones con los medios e comunicación y la sociedad y el Centro de la Amistad entre Georgia y Rusia, son algunas de las organizaciones que firmaron la declaración donde se destaca que esa iniciativa no es una provocación a Rusia. .

Dice el documento que la aspiración del régimen de Mijeil Saakachvili a la asociación con la alianza noratlántica complica las relaciones con Rusia y engendra las condiciones inestables en el Cáucaso, lo que contradice los intereses del Estado.

Según los adversarios de la OTAN, la aspiración y la preparación para la entrada en la alianza testimonian la relación irresponsable de los seguidores de Saakchvili a consolidar un Estado propio.

En la declaración se reitera que “tomando en cuenta la opinión de parte considerable de la población de Georgia, nos oponemos categóricamente a la incorporación del país en la aventura que se denomina “la integración en la OTAN “.

Al mismo tiempo las organizaciones sociales sostienen que en la OTAN nadie toma en serio los planes de Tiflis de pertenecer a ese bloque militar. Discutir el ingreso de Georgia a la OTAN es una provocación dirigida contra Rusia; es orientada para conservar la tensión constante entre Georgia y Rusia y para mantener los intereses pro yanquis y antigeorgianos”, señala la declaración.

Los adversarios del ingreso de Georgia a la OTAN afirman también que durante los últimos años a la población le han impuesto la idea de que será beneficioso ser parte de esa alianza militar mientras que la opinión alternativa de los ciudadanos se oculta, o es perseguida directamente por lo que son señalados como “agentes de Rusia”.