•  |
  •  |
  • END

CARACAS /AFP

Los venezolanos sufrirán a partir de este miércoles un severo plan de recortes programados de electricidad de cuatro horas por día, un esquema dispuesto por el gobierno para atajar una crisis energética causada por un sistema colapsado y agravada por la sequía.

En Caracas, los cortes se iniciarán a las ocho de la mañana de hoy miércoles y se aplicarán una vez cada dos días por zonas y en horarios diferentes, informó Javier Alvarado, presidente de la estatal Electricidad de Caracas.

El racionamiento se extenderá en principio hasta mayo, cuando debería iniciarse nuevamente la temporada de lluvias en este país sudamericano.

El resto del país también sufrirá cortes del servicio eléctrico, nacionalizado en 2007, que serán organizados por los diferentes Estados.

Alvarado garantizó que el esfuerzo que se solicita a los venezolanos se verá acompañado de un esfuerzo paralelo por parte de instituciones oficiales.

Al mismo tiempo, el gobierno de Venezuela cerró 70 comercios, incluido un hipermercado en Caracas del grupo Exito, de capital colombiano y francés, aduciendo “irregularidades” en los precios, supuestamente incrementados tras el anuncio de devaluación de la moneda local.

La militarizada Guardia Nacional tomó las instalaciones del almacén de Exito después de que los organismos públicos para la defensa del consumidor, Indepabis, y de recaudación tributaria, Seniat, dispusieran su cierre por 24 horas, comprobó un fotógrafo de la AFP.

El Guri baja nivel

En Venezuela, un 70% de la electricidad que se consume depende de un sólo embalse, el Guri (en el estado Bolívar, sur), que bajó nueve metros con respecto a su nivel normal, según han alertado las autoridades.

“Ésta es la última de una serie de medidas que venían aplicándose pero que no eran suficientes. El Guri está bajando 10 centímetros” al día, dijo a la televisora oficial VTV Jesús Rangel, presidente de la distribuidora estatal de energía Corpoelec en el petrolero estado de Zulia, al occidente del país.

“No hay tiempo que perder si no queremos que el embalse colapse”, advirtió.

Desde hace semanas el gobierno del presidente Hugo Chávez puso en marcha un severo plan de reducción del consumo de electricidad que tiene por objetivo ahorrar un 20% de energía.

El plan incluye medidas fiscales, la promoción del ahorro energético de centros residenciales, organismos públicos o vallas de publicidad y una polémica reducción de los horarios de los centros comerciales.

Esta disposición, que finalmente sólo afectará a los comercios y no a lugares de ocio como se había informado en un principio, causó revuelo en Caracas, una ciudad con altas tasas de criminalidad donde la población suele refugiarse en los centros comerciales.

“En las zonas populares vamos a mantener la iluminación. Es una consideración importante en cuanto a la seguridad de nuestros compatriotas”, subrayó Javier Alvarado este martes, refiriéndose a los nuevos cortes.

En 2009 se registraron cuatro apagones de alcance nacional, mientras las fallas eléctricas diarias son frecuentes en varias ciudades del país.

Según cifras oficiales, la demanda de energía eléctrica en Venezuela supera en aproximadamente 1000 MW (megavatios) la generación diaria, que ronda los 16,200 MW.

Recientemente, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, calculó que el consumo per cápita de electricidad en Venezuela es el más alto de la región y llega a 4165 kilovatios (Kw) por hora, el doble que en Colombia.