•  |
  •  |
  • END

BRASIL /AFP

Una ola de calor agobiante, con temperaturas de más de 40 grados, se apoderó de Rio de Janeiro y ha llevado a los cariocas a colmar las playas en este inicio del verano austral.

El récord de temperatura se registró el domingo con 40,4 grados a las diez de la noche en el centro de la ciudad, y el lunes los termómetros marcaban 40,1 grados, la temperatura más elevada de todo el país.

Ayer martes, estaba previsto que el calor continuara hasta alcanzar una sensación térmica de 50 grados a causa de la humedad, explicó el Instituto Nacional de Meteorología (Inmet). La temperatura comenzará a bajar con la llegada de un frente frío acompañado de fuertes lluvias al final de la semana.

La ausencia de vientos y la presencia de un área de alta presión sobre la ciudad hacen que el calor acumulado en el día no disminuya durante la noche, explicó el meteorólogo Marcelo Pinheiro.

Para apagar un poco ese calor, los cariocas, muchos en vacaciones de verano, se volcaron en masa a las playas, especialmente Copacabana e Ipanema, o buscan refrescarse bajo las cascadas de la selva tropical de Tijuca, la selva urbana más grande del mundo.

Los médicos también advirtieron contra los riesgos de la baja presión arterial y los desmayos provocados por el calor.

“Es como si estuviéramos en un sauna. Para compensar el calor, el cuerpo transpira. Eso provoca una pérdida de sodio y potasio. Lo ideal es beber agua de coco y bebidas isotónicas”, aconsejó el director del Hospital Copa D’Or, Carlos Moraes.